Por un cambio de carátula, liberan a tres de los acusados por los abusos en la pensión de Independiente

La Cámara de Apelación cambió la imputación a corrupción de menores, un delito excarcelable, por lo que el árbitro Martín Bustos, el relacionista público Leonardo Cohen Arazi y el representante Alberto Ponte recuperaron la libertad. Otros tres acusados seguirán presos. 

Por Alejandro Wall - @alejwall
13 de Septiembre de 2018

Un cambio de carátula en la causa por abusos en el fútbol argentino dejará en libertad a tres acusados. En seis meses, el caso que tiene como víctimas a jugadores juveniles de Independiente pasó de ser la posible red de trata más grande del país, con ribetes mediáticos en mesas televisadas, a convertirse en un delito excarcelable, según determinó la Sala I de la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de Lomas de Zamora. En los próximos meses se espera que la causa sea elevada a juicio oral.

Según el fallo de la Cámara, el delito por el que se investiga al árbitro Martín Bustos y al relacionista pública Leonardo Cohen Arazi ya no es abuso de menores. Ahora es corrupción de menores, que tiene una pena mínima de tres años de prisión, por lo que es excarcelable. Por eso, ordenó que se libere a los dos acusados, como también a Alberto Ponte, conocido como “Tito Rey de Reyes”, representante de futbolistas, que además está imputado por el delito de grooming, ciberacoso. Además, consideró que no hay riesgo de fuga ni de que puedan interferir en el camino de la investigación.

La decisión causó sorpresa en la Unidad Funcional de Instrucción Nº4 de Avellaneda, a cargo de la fiscal María Soledad Garibaldi. Esperan apelar la medida. Los que seguirán detenidos son Alejandro Dal Cin, un administrador de edificios en La Plata y representante de juveniles, Juan Díaz Vallone, que organiza torneos amateurs, y Silvio Fleytas, empleado de comercio. Están acusados de abuso sexual ultrajante y corrupción de menores con agravantes.

También podés leer: Silencio que no es silencio

“Es inadmisible”, declaró sobre el fallo Karina Nazabal, secretaria de Políticas de Género, Niñez y Adolescencia de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires. “Es de suma preocupación que luego de meses de absoluto hermetismo sobre esta causa sea esta la noticia, es decir, el beneficio para los imputados. Cuando por la dimensión del caso y sus características de gravedad esperábamos avances que versen sobre la reparación de los derechos de los jóvenes víctimas de los delitos cometidos y sobre el esclarecimiento del caso y las posibilidades que la existencia de redes de trata y/o prostitución de menores”, agregó. “La causa de Independiente -sostuvo en una declaración- es una causa que muchas y muchos estamos mirando, y que puede configurar por la novedad y gravedad de la denuncia un precedente de cómo se protejan los derechos de los niños, niñas y adolescentes”.

Seis meses después de la denuncia, la causa tiene quince víctimas comprobadas. Pero la fiscal Garibaldi, tal como contó Tiempo en su edición del domingo, planea abrir otra causa con veinte posibles víctimas menores de edad, jugadores juveniles que viven en las pensiones de Lanús, Banfield, Temperley, Estudiantes y Gimnasia La Plata. Desde que comenzó la investigación de los casos denunciados por Independiente se sabe que no todo quedaba ahí, que las redes se extendían a otros clubes de la zona sur de la provincia de Buenos Aires.

Es por eso que lo primero que algunos medios llegaron a plantear que se destapaba la red de pedófilos más grande de la historia del país. Se lanzaron al aire nombres de famosos, periodistas, políticos, celebridades y personajes mediáticos, todos supuestamente involucrados. Los nombres de dos víctimas ahora mayores de edad quedaron expuestas en televisión. El procurador bonaerense, Julio Conte Grand, organizó una conferencia de prensa para aclarar que no había famosos en la investigación. Desde entonces, la causa se deslizó en silencio. La espuma de los medios bajó. Hasta el volantazo que ahora pega la Cámara de Apelaciones.

También podés leer: Abrirán una nueva causa con víctimas de otros clubes

Mientras tanto, en la pensión de Independiente trabajaron para que las víctimas pudieran seguir con sus vidas, salir del horror en el que estaban metidos y poder jugar al fútbol. Chicos que tuvieron la valentía de contar lo que les pasaba, aún con el miedo de que eso implique el fin de una posible llegada a Primera, y que se sometieron a Cámara Gesell, a declaraciones, a ir y venir de oficinas judiciales, a exponerse. Ayer por la tarde en Villa Domínico recibieron la noticia con tristeza.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS