Postergan la definición sobre el desafuero de la diputada Ayala

La Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados resolvió darse una semana para estudiar el expediente en el que está imputada la diputada acusada de corrupción.

Aida Ayala se defendió este miércoles por la mañana ante la Comisión y aseguró que la acusación impulsada en la justicia chaqueña “es falsa de toda falsedad” y, tras asegurar que no es “jefa de una supuesta banda”, pidió a los diputados que rechacen este pedido de desafuero porque “no existe motivo” para impulsar el planteo.

Al realizar su descargo ante la Comisión de Asuntos Constitucionales, donde se analiza el pedido de desafuero y detención enviado a la Cámara baja por la jueza federal de Resistencia Zunilda Niremperger, Ayala aseguró que calificó como falsa la acusación y negó haber cometido los delitos que se le imputan.

"Se me acusa de ser jefa de una banda para lavado de dinero, se me acusa de haber llamado a licitación para la concesión de servicios de recolección de residuos y se me acusa de enriquecimiento ilícito”, enfatizó la diputada chaqueña, ex intendente de Resistencia, que agregó que no es “rica ni lícita ni ilícitamente” y tampoco es “jefa de una supuesta banda de empresarios que están hace muchos años dedicados a distintos rubros”.

Tras resaltar que “esos empresarios están hoy trabajando bajo esa misma figura contractual con el intendente (Jorge) Capitanich y el gobierno provincial”, Ayala precisó que se trata de una causa del año 2014 y que hace referencia a “una licitación para alquiler de 21 camiones compactadores, 100 contendores y una camioneta” realizada “bajo las normas vigentes”.

En esa línea, Ayala cuestionó al actual intendente de Resistencia, Jorge Capitanich, quien “en la prensa habla de sobreprecios, pero en el testimonio él dice que no puede decir técnicamente absolutamente nada sobre eso. Dice que hubo una renegociación pero en el expediente declara que continúa con el mismo régimen de contratación”.

A su turno la diputada del PRO, Silvia Lospennato, precisó que la jueza envió una ampliación del expediente “pero no el requerimiento original y tampoco el expediente de la licitación. Se hace referencia a hechos que se dan por probados pero cuya copia no nos fue enviada”.

Desde el kirchnerismo, la diputada del Frente para la Victoria-PJ, Analía Rach Quiroga, defendió la gestión de Capitanich y sostuvo que “la justicia de Chaco no está poniendo el eje en ninguna renegociación por parte de la municipalidad actual, sino que se está investigando esta causa judicial, de lavado de activos, jefa de bandas, eso es lo que se está poniendo en tela de juicio en este momento”.

Por su parte, y tras responder las preguntas de sus pares, Ayala reiteró: “Quiero que la jueza me juzgue” y enfatizó: “Mi único pecado es haber ganado las elecciones en 2017”, tras lo cual confió que salió en el fin de semana a entregar a los vecinos de Resistencia su declaración jurada “para que no tengan dudas” de su honestidad.

 En el marco de la reunión, el presidente de la comisión Pablo Tonelli (PRO) precisó que la jueza “remitió una copia digitalizada del expediente que llegó el viernes pasado, el último día hábil antes de la reunión”, la cual fue girada a los diputados que integran el cuerpo para su análisis.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS