Presos de Urdampilleta realizaron una exhibición de boxeo a beneficio de un jardín

El Gordo Valor fue uno de los organizadores del evento en el que participaron unos 50 internos, sus familias y vecinos.
25 de abril de 2018

La comunidad de Urdampilleta tuvo la oportunidad este sábado de presenciar un evento inédito: por primera vez, los participantes del Taller de Boxeo Forjando Esperanzas que funciona en la Unidad Penitenciaria 17, protagonizaron una exhibición que contó con boxeadores profesionales de La Matanza y Bolívar.

El evento fue abierto a la comunidad y en beneficio a un jardín de la zona. Al lugar se acercaron boxeadores de la Escuela Deportiva del Centro de Prevención Local de las Adicciones de Bolívar y del Gimnasio de Facundo El Sanguinario Simal de San Justo.

“Hubo 9 peleas en total entre internos y boxeadores de afuera. Del encuentro participaron unos 50 detenidos y entre familiares y vecinos hubo unas 200 personas más. A cada boxeador se le dio un diploma y una estatuilla confeccionada por los propios presos del penal”, contó a Tiempo Argentino Juan Manuel Casolati, quien hace más de 10 años creó junto a Mario Sábato, el hijo del escritor, la Fundación Comprometerse Más.

Casolati defiende a Daniel Gauna, quien tiene una condena a perpetua y hoy se entrena a diario para superarse en el boxeo: el sábado protagonizó la pelea de fondo. Además, el abogado representa a Luis El Gordo Valor, quien también está alojado en ese penal tras haber sido detenido la última vez por resistencia a la autoridad.

“Todo se hizo en el predio de la cárcel pero afuera de los muros. El Servicio Penitenciario estuvo a la altura de las circunstancias y puso todo a disposición”, explicó el abogado y destacó que la entrada era una donación de útiles para el Jardín 902 de Urdampilleta, cuya directora estuvo presente también en la exhibición.

“Cumplimos con una tarea solidaria y con nuestro rol social como fundación y como abogados donde también tenemos que aportar esta mirada a través de un proyecto que incluya a los detenidos para generar estos círculos virtuosos y romper con los círculos del delito”, resumió el abogado quien espera que su pupilo, Valor, pueda recuperar la libertad en las próximas semanas y sumarse a su Fundación, enclavada en San Blas, al fondo del Barrio Obligado, en San Miguel a la vera del Río Reconquista donde maneja un centro comunitario.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual