Presupuesto porteño: menos para educación y salud, pero más deuda

La legislatura aprobó el presupuesto, que otorga superpoderes a Rodríguez Larreta para reasignar partidas.
1 de Diciembre de 2016

La Legislatura de la Ciudad votó este jueves el proyecto de Ley de Presupuesto enviado por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, con una fuerte caída de las partidas destinadas a Educación y Salud.

Educación. Según difundió Observatorio del Derecho a la Ciudad, el presupuesto previsto para el Ministerio de Educación es de $32.535 millones sobre un total de 178 mil millones.

Esto es un aumento del 30,5% respecto de este año pero significará una menor proporción del presupuesto total: representará el 18% de todo el presupuesto, 1,5 puntos porcentuales menos que en 2016, cuando se destinó el 20,5% del presupuesto a Educación. Desde 2015, hubo una caída acumulada del 4,6%.

Salud. El presupuesto para el Ministerio de Salud representa el 16,4% del gasto total, casi 2 puntos menos que el 18,8% de este año y 23% de 2007.

Deuda. El endeudamiento previsto en el presupuesto 2017 es de 16 mil millones de pesos y se enmarca en un crecimiento constante de la deuda de la Ciudad desde 2008.

El total actual de la deuda pública es de $48.139,5 millones. Entre diciembre 2008 y setiembre 2016, la duda aumentó 20 veces.

Superpoderes. “En este proyecto de ley se contempla nuevamente otorgarle superpoderes presupuestarios al Poder Ejecutivo. Desde hace varios años la Legislatura viene violando la Constitución de la Ciudad al otorgar facultades presupuestarias con alcances no permitidos y delegando sus funciones. Cuando salen noticias de subejecución y reasignación de partidas presupuestarias que afectan a las áreas sociales como vivienda, educación, salud a favor de incrementar los montos del crédito presupuestario destinado a pauta publicitaria, obras no prioritarias, eventos es en virtud de estos superpoderes”, señaló el Observatorio del Derecho a la Ciudad.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS