Procesan a Garfunkel por contrabando

El exdueño y vaciador del Grupo 23, junto a Szpolski, tenía obras de arte de gran valor. También fue repudiado por las fotos en las que aparece cazando animales.
22 de Octubre de 2016

El exdueño y vaciador del Grupo Veintitrés, Matías Garfunkel, fue procesado y embargado sin prisión por el supuesto contrabando de obras de arte y antigüedades. Según informaron fuentes del Centro de Información Judicial (CIJ), el juez en lo Penal Económico Gustavo Meirovich firmó el fallo el miércoles 12 de octubre. En tanto, el embargo es de 35 millones de pesos sobre los bienes del empresario.

En su resolución, el magistrado consideró que Garfunkel habría sacado del país las obras de arte y antigüedades sin las autorizaciones correspondientes de la Aduana ni de la AFIP, así como tampoco de la Justicia. Se trata del óleo The Painted Bridge, del artista William Russell Flint, valuado en 130 mil dólares; Deux Tapire FACE A FACE, de Rembrandt Bugatti (307.912 dólares) y una cómoda Vautheret, de Emile Jackes Rullmann (627.615 dólares).

Todas estas obras, según informa el fallo, se encontraban en la vivienda de Garfunkel, en Belgrano, pero supuestamente estaban sujetos a un embargo judicial a raíz de una demanda que le había puesto su ex abogado, Adolfo Gustavo Verra, por una supuesta deuda en concepto de honorarios profesionales.

En la resolución judicial se explicita que la pintura, el tapiz y el aparador habrían sido trasladados a Nueva York y, con excepción del óleo acerca del cual se desconoce el paradero, subastados en la célebre casa de remates Christie's en 2013.

Garfunkel y su exsocio Sergio Szpolski fueron imputados en agosto pasado por evadir los aportes previsionales y cargas sociales de sus exempleados en el vaciado Grupo Veintitrés, donde se desempeñaban 800 trabajadores de prensa a los que les deben nueve meses de sueldo y dos aguinaldos desde diciembre de 2015. Entre estos medios, Tiempo Argentino es uno de los perjudicados. La denuncia se funda en que los empresarios presentaban la declaración jurada de los empleados en relación de dependencia y retenían los aportes previsionales, pero no los depositaban.

Desde que estalló el reclamo de los trabajadores del grupo de medios destruido por estos empresarios, Garfunkel se instaló en Miami y, al igual que su esposa, eludió todo tipo de responsabilidades sobre los derechos de los 800 trabajadores de prensa y sus familias a su cargo.

Por estas horas, el ex dueño y vaciador del Grupo Veintitrés, Matías Garfunkel, también cosechó un repudio generalizado tras la filtración de unas fotos en las que se muestra victorioso luego de cazar animales salvajes en África. Feliz y sonriente junto a su esposa, Victoria Vanucci, Garfunkel alardea ante los cadáveres de leones, cocodrilos, hipopótamos y demás especímenes, en el marco de una actividad muy costosa.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS