Protesta y asamblea en Plaza de Mayo

Reclamaron la implementación de la ley de educación sexual y que el asesinato no se transforme en excusa para avalar los "discursos de mano dura".
11 de Abril de 2017

Miles de mujeres y hombres se reunieron en la tarde del martes en Plaza de Mayo en una asamblea para reclamar en contra de la "justicia machista" que dejó en libertad a Sebastián Wagner, acusado de asesinar de Micaela García, pero también en contra de las propuestas punitivistas que dirigentes del oficialismo y la oposición salieron a proponer a partir de este último femicidio.

Organizaciones feministas, estudiantiles, sindicales y políticas, junto con grupos de mujeres, pero también muchos hombres jóvenes, se encontraron ayer en la Plaza de Mayo para acompañar a la distancia a la familia de Micaela que veló su cuerpo en Concepción del Uruguay.

El micrófono se abrió para todas las que quisieron hablar. Algunas lo hicieron en representación de su organización, otras, en nombre propio. La asamblea se armó alrededor de una bandera larga, con los dibujos de los cuerpos muertos identificados con los nombres de cada una de las mujeres asesinadas y con su fecha de muerte, extendida en el piso de Avenida de Mayo.

Allí reclamaron la implementación de la ley de educación sexual y reproductiva en las escuelas y se pronunciaron en contra de las propuestas punitivistas que salieron a promover diputados de la UCR. 

Allí Franco un chico a punto de entrar en la adolescencia tomó el micrófono y reclamó que no haya más femicidios. "No puede ser que haya una mujer muerta cada día", gritó y lo aplaudieron todos.

Marcela, de Pan y Rosas llamó a "construir por la positiva". "Ésa es la solución, más cárcel no soluciona nada. Hay que hacer una marcha masiva en todo el país que salga de cada barrio, hemos atravesado el dolor lo llevamos adentro, pero hay que salir por masivamente , no queremos más cárcel, queremos más varones como Franco". Saludaron la militancia de los compañeros de Micaela y recrearon el grito histórico que revive al militante en una voz colectiva: "Micaela presente, ahora y siempre".

El micrófono no sólo reproducía consignas, también amplificaba historias de vida y experiencias de violencia machista de cada una de las mujeres que se animó a contar abusos, intentos de violación, manoseos en lugares públicos y golpes.

Vilma Ripoll, de Juntas y a la izquierda, sostuvo que "el problema no es solo el juez Carlos Rossi (que liberó al asesino de Micaela), sino que es toda la justicia. El cura Julio César Grassi puede quedar en libertad, pero a Higui, (una mujer lesbiana presa por defenderse de un ataque colectivo de varones) sigue presa. A los jueces no les dan orientación de género al igual que todas las instituciones. Se creen que por endurece las penas van a solucionar los problemas y no es así", arengó.

Desde la organización Las Rojas expresaron también la solidaridad con la familia de Micaela, y criticaron a "los jueces y funcionarios que dejan libres a los violadores". "¿Dónde está el plan de Fabiana Tuñez (Presidenta del Consejo Nacional de las Mujeres)? Siguen matando mujeres", criticaron.
Desde Patria Grande también sostuvieron: "no resolvemos nada con más policía, hay que reclamar al.Consejo nacional de las mujeres más políticas y más presupuesto. Hay que salir a hablar y educar en contra de la cultura de la violación, queremos educación sexual integral y prevención". También convocó a una manifestación el 17 de mayo por la libertad de Higui frente a Tribunales.

Marta, del colectivo Ni una menos sostuvo que "los violadores no son monstruos sino que son hijos sanos del patriarcado". "Se excusan en que los varones tienen una sexualidad que no pueden reprimir y nosotras siempre debemos estar disponibles. Las mujeres tenemos que estar en lugares de representación en todos lados para que dejen de hablar por nosotras. Ahora estamos de duelo pero de aquí saldrá la fuerza y la potencia para luchar contra el machismo".

Desde el Plenario de Trabajadoras pidieron que no se acepte la "renuncia al juez Rossi porque el objetivo es evitarle el juicio político".

También estuvieron presentes Los irrompibles, Unidos y organizados, Kolina, el PTS, Más, Nuevo Encuentro, Mujeres de izquierda socialista Tribuna docente, el frente de Géneros del FOL, y centros de estudiantes de distintas facultades de la UBA.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS