Puerto Deseado: violaron a una mujer y mataron a su hijo de cuatro años

Dos hombres fueron demorados en base a identikits realizados por la víctima. La mujer salteña estaba en la localidad visitando a su hijo. Fue abordada mientras paseaba por la Costa por dos hombres que la sometieron y luego arrojaron al niño a un acantilado. 

21 de Febrero de 2020

Un niño de 4 años fue asesinado a golpes y su madre violada por dos delincuentes que los atacaron cuando caminaban por una playa de la localidad santacruceña de Puerto Deseado, informaron fuentes policiales.

Los habitantes de la comunidad realizarán esta tarde una marcha a las 18 para reclamar justicia y para que detengan a los asesinos que todavía están prófugos.

Durante el mediodía del viernes, dos hombres fueron demorados en las últimas horas, uno en Caleta Olivia y otro en Puerto Deseado, en el marco de la investigación del crimen de un niño de 4 años y la violación de su madre en esa última localidad, informaron hoy fuentes del Ministerio de Seguridad de Santa Cruz.

Los voceros aseguraron que los rasgos de ambos aprehendidos coinciden con los identikits realizados  por la policía en base a los dichos la víctima de abuso, aunque se continúa con la búsqueda de pruebas para avanzar en la investigación.

De acuerdo al pedido de difusión pública de los identikits realizado por los investigadores, los acusados del ataque eran dos hombres de “contextura física delgada, estatura baja, aproximadamente 1,60 o 1,65 metros de altura, trigueños, uno de ellos ojos color negro y pelo ondulado”.

El requerimiento policial indicaba que “cualquier persona que haya visto a dos masculinos con las características mencionadas a las 16 (de ayer) en cercanías de las cuervas de Los Leones, costanera, cementerio, zona de piletones e inmediaciones se le ruega acercarse” a la comisaría de Puerto Deseado.

Según informaron, el hecho ocurrió pasadas las 16 cuando la mujer y su hijo, que viven en Salta y estaban de visita en esa ciudad, caminaban por la playa Cavendish, ubicada a poco más de un kilómetro del centro. En esas circunstancias, ambos fueron abordados por dos hombres, que atacaron a la mujer, para abusar sexualmente de ella. Al creerla muerta se fueron del lugar con su hijo.

La víctima logró pedir auxilio y los vecinos alertaron a la policía, que, poco después, halló el cuerpo del niño cerca de un acantilado. La mujer fue trasladada al hospital en estado de shock y alcanzó a decir que había sido atacada por dos hombres, aparentemente uno ex convicto por las cosas que escuchó que decían entre sí.

El cuerpo de su hijo, en tanto, fue llevado a la morgue judicial para ser sometido a la autopsia de rigor y establecer las causas de la muerte. Los informantes dijeron que el niño presenta golpes y no se descarta que haya sido arrojado del acantilado.

Por su parte, el esposo de la mujer violada y padre del niño asesinado contó a los medios que su mujer sólo se lamenta por su hijo y que él espera recibir ayuda para poder viajar a acompañarla.

“Hace un rato pude hablar un poquito porque tampoco puede hablar mucho. Lo único que ella atina a decir es ‘mi bebé, mi bebé’”, expresó Celso desde su casa de la localidad salteña de Rosario de la Frontera.

El hombre, quien dijo que está “muy dolido” y “sorprendido” por lo sucedido, contó que su mujer viajó con el niño el 10 de febrero pasado a Buenos Aires para visitar a una hija que vive allí y que, luego, ambos fueron a Puerto Deseado, donde vive desde hace casi cuatro años otro hijo, que primero se desempeñó en una dependencia del Ejército y que, ahora, trabaja en una carpintería.

Según Celso, el jueves cerca de las 15, cuando su hijo se iba a trabajar, alcanzó con su auto a su madre y a su pequeño hermano hasta la costa para que se quedaran paseando.

“Ella salió a caminar a la costa, le gustaba ir, como estaba sola allá salía a caminar con el bebé, le gustaba eso, siempre quería ir y este año se dio que se fue”, contó. “Ahora tengo esta triste noticia, no sé qué hacer”, expresó el hombre, quien aseguró que no cuenta con los recursos económicos para viajar.

Celso dijo que es por ahora su hijo, el que vive allá, quien se está ocupando de todo, mientras que su mujer sigue internada. “Él (por el hijo) tampoco quiere contarme mucho, me dijo que cuando vaya me voy a enterar”, explicó.

Finalmente, el hombre pidió Justicia: “Quiero que se sepa lo que pasó, que se haga justicia por mi hijo. Pido que se aclare, si no, no voy a poder vivir en paz”.

El director del Hospital Zonal de Puerto Deseado donde permanecía internada la mujer confirmó que fue víctima de una agresión sexual. “La señora está evolucionando de las lesiones que ha recibido, no hay ningún riesgo de vida, pero sigue muy conmocionada desde el punto de vista psicológico ya que su único pensamiento es hacia la pérdida de su hijo”, indicó el director Gustavo Mirón.

El médico explicó que al arribar al hospital, la mujer fue sometida a una “tomografía computada para ver si había lesión a nivel del cerebro y dio normal” y que “luego se procedió a internarla y darle aviso al equipo de salud mental para su tratamiento psicológico. Se procedió a comunicarle lo que había pasado y cuál era el estado de su hijo que había fallecido. Eso la conmocionó aún más”, señaló.

Mirón dijo que la víctima está sedada, “prácticamente no quiere hablar” y que por lo que sabe “los detalles que ha brindado son muy escasos ya que todavía no puede asimilar lo que le ha pasado”. Comentó que la mujer “tiene signos de haberse defendido”, aunque el médico recordó que “es muy poco” lo que pudo hacer ya que “uno de los agresores la amenazaba con su hijo”.

Respecto del niño, explicó que no llegó a ser trasladado o asistido en el centro de salud porque “ya estaba fallecido” al ser encontrado, aunque señaló que el cadáver llegó al hospital “para hacerle radiografías y sacarle muestras de todos los órganos para ayudar en la autopsia y determinar la causal de su muerte, si fue por ahorcamiento, si fue por las lesiones o si fue por el hecho de caer del acantilado”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS