Puerto Madero: donde debía existir una escuela habrá una torre

La última parcela libre debía ser destinado a una escuela pública pero la Legislatura permitirá que se construya un edificio de una altura máxima de 140 metros.
15 de marzo de 2017

Según denunció el Observatorio del Derecho a la Ciudad, la última parcela libre que quedaba en Puerto Madero para cumplir con el fin promovido por la Ordenanza N° 51.675/1997[3], que indicaba que debía destinarse "al uso de la Educación Pública una superficie de 10.000 (diez mil) metros cuadrados a ser localizado en una o más parcelas, sin que ello pueda constituir una merma a los espacios destinados al uso público", será destinado a construirá torres de una altura máxima de 140 metros. Además de las reiteradas críticas a las políticas de venta de tierras públicas y de extensión de Puerto Madero con la construcción de más viviendas suntuosas a lo largo de las últimas dos décadas, con la Manzana 1Q existe una particularidad que hace a este proyecto de ley sea sumamente cuestionable.

La Manzana 1Q está ubicada en el Dique 4, entre las calles Juana Manso, Emma de la Barra, Avenida de los Italianos y Trinidad Guevara, donde está enclavado el Campo de Deportes del Colegio Nacional Buenos Aires, que depende de la Universidad de Buenos Aires y pasará a ser el único sector no construido de Puerto Madero. Al momento de solicitar la autorización legal, se anunció que el parte de las ganancias del negocio inmobiliario serán destinadas para fines sociales, pero dos décadas después de iniciado estos emprendimientos en la zona nadie conoce que rentabilidad de la esta venta de esas tierras haya usado para dicho fines como había sido estipulado en el momento de su creación. La zonificación correspondiente para vender la Manzana 1Q será aprobada en segunda lectura definitivamente este jueves por la Legislatura de la Ciudad, en un acuerdo entre los bloques del Pro, Suma +, Confianza Pública y el Frente Renovador.

Mientras la emergencia educativa apremia, con más de 11 mil niños sin vacantes, resulta curioso que la Legislatura apruebe vender terrenos destinados a la construcción de infraestructura escolar, según la ordenanza de 1997. El proyecto de ley promete que parte del dinero de la venta de las tierras del predio donde se construirán las torres será destinado a la “escuela pública”, aunque no da precisiones sobre el monto ni las formas.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual