Queda mucho por crecer

Por Valentina Kogan, exarquera de La Garra
7 de Enero de 2017

Aprendí a jugar al handball en el colegio. Me hice arquera por mi profesora de gimnasia. La escuela es la base del handball, una oportunidad que hay que saber capitalizar. Se tiene que hacer un trabajo de captación fuerte. En los últimos años hubo un crecimiento de la mano de Los Gladiadores y La Garra. La consolidación del seleccionado masculino como referente ayudó a que el deporte tuviera más exposición, y eso generó que más gente externa siguiera los resultados y conozca los torneos. También la cantidad de chicos que se federaron después de los Juegos de Guadalajara fue enorme, igual que después de Toronto y de los Juegos Olímpicos. Pero el crecimiento va acompañado de buenos resultados. Y la aparición del ENARD ayudó a tener más recursos, más giras y que los jugadores se puedan dedicar más al deporte. 

Todavía queda mucho por hacer. Sobre todo, en las condiciones, la infraestructura y el tipo de Liga que se juega sólo en la zona metropolitana y muchas veces las canchas no son de las mejores. La única en Buenos Aires que tiene una carpeta como en la de los torneos internacionales es la de Ferro, después jugamos en piso flotante, sobre cemento. 

Hoy tenemos una liga amateur, y llegar a una liga federal es muy difícil. Para los clubes bancar los viajes sería realmente imposible pero es necesario para el crecimiento. Tenemos un torneo nacional una vez por año, el último fue en Comodoro Rivadavia, y viajar costaba 10 mil pesos. Ahí te das cuenta de las diferencias con las ligas profesionales. Las jugadoras de La Garra venimos de esa realidad y le jugamos de igual a igual a Rusia y estuvimos a 4 minutos de ganarles. Pero el presente de nuestras jugadoras y jugadores es ese contexto de amateurismo: pagamos la cuota del club, el viaje al Nacional y hasta nos compramos la camiseta. 

Como siempre hace falta la parte privada y ahí creo que las posibilidades de acercar marcas son los seleccionados nacionales. La difusión es clave: la aparición de DeporTV fue un paso extraordinario. Ahora con el Mundial se puede volver a dar un salto en la presencia en los medios, y les tengo fe: Los Gladiadores no nos vienen defraudando. Vienen teniendo grandes actuaciones, batacazos y nos dan muchas ilusiones. Este equipo se merece escalar más.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS