"Quieren amedrentar a nuestras organizaciones"

Santiago Hamud es dirigente de la Tupac Amaru en Jujuy y fue liberado tras pasar tres días preso por manifestarse. Asegura que las detenciones fueron un nuevo intento de amedrentamiento a las organizaciones que retomaron la oposición a Gerardo Morales en la calle.
18 de Abril de 2018

Cuando la policía fue a detener a Santiago Hamud rodearon la casa y golpearon puertas y ventanas. Era de madrugada y junto al dirigente de la Juventud de la organización barrial Tupac Amaru dormía su mujer, embarazada de ocho meses. “Nos despertamos por los golpes. Me querían voltear la puerta a patadas. Yo les dije que no era necesario, que les daba la llave. Les pedí que pararan porque mi mujer estaba embarazada y le podía pasar algo, y recién ahí pararon”, recuerda.

Hamud fue liberado en la tarde del martes luego de pasar tres días detenidos en el marco de una causa por resistencia a la autoridad que lleva el juez de control N°1 Jorge Zurueta por impulso del fiscal Diego Cusel, por la represión a una manifestación contra Gerardo Morales del pasado 4 de abril. Contó que fue hostigado por los policías de la provincia de Jujuy, que lo hicieron dormir una noche a la intemperie y que incitaron a otros detenidos para que lo maltraten dentro de los calabozos.

Tras ser liberado, el dirigente contó que su detención es parte del objetivo del gobierno de Morales para amedrentar a las organizaciones opositoras jujeñas: “todos somos referentes de nuestras organizaciones y el mensaje es que si nos detienen a nosotros le puede pasar lo mismo a cualquiera de nuestros compañeros”.

-¿Cuál es la acusación que les hizo el juez?

-La causa es por resistencia a la autoridad. Supuestamente porque hemos causado incidentes en la apertura de sesiones de Gerardo Morales del 4 de abril y yo la verdad que estoy muy sorprendido, porque nunca he tocado una piedra ni le he tirado o pegado a ningún policía. Así que no entiendo por qué me detienen.

-¿Cómo analizan en la Tupac Amaru estas nuevas detenciones?

-Hubo incidentes afuera de la Legislatura que fueron causados por la Policía, porque tiraron gases y la gente reaccionó. Pero a los que tiraban piedras no los conocemos, no son de ninguna organización, y cuando los íbamos a parar seguían tirando piedras. Para mi eran infiltrados, porque con esas imágenes de gente tirando piedras, por ejemplo, me agarran a mi que no tengo nada que ver.

-¿Cuál cree que es el objetivo de la causa en su contra?

-Todos los que hemos estado presos somos dirigentes en nuestros espacios y creo que tiene que ver con eso. Pienso que la intención, además de amedrentarnos individualmente a cada uno, es un amedrentamiento a las organizaciones. Buscan que mis compañeros de la Tupac ya no salgan a marchar. La lectura que hacemos es que es un claro mensaje porque la organización viene últimamente movilizando muy fuerte y tuvo las columnas más grandes en las últimas movilizaciones. Los compañeros están volviendo a movilizarse porque más allá de los aprietes, ya no aguantan y están saliendo a la calle. Y da la casualidad que cuando la Tupac está así, fuerte, me meten preso. Por eso creo que es un mensaje para mis compañeros. Por eso han detenido a dirigentes de todas las organizaciones.

La detención de Hamud incluyó un allanamiento en el que los policías dieron vuelta toda la casa. El periplo de ese sábado comenzó con un trasladado a la Brigada de Investigaciones de la Policía de Jujuy, donde se encontró con el resto de los dirigentes sociales apresardos. De allí lo llevaron a la comisaría de Azopardo, donde el cuerpo de Infantería de la policía acababa de reprimir un motín causado por el hacinamiento.

“El tema venía complicado y cuando terminó el motín me metieron a mi”, contó Hamud. Y siguió: “El Policía me llevó a empujones y decía que me gustaba tirar piedras, pero cuando me dejó le dijo a los otros presos que yo era el nuevito, que estaba por violencia de género y que era familiar del gordo no se cuanto, me puso un apellido. Y se ve que los internos le tenían bronca”.

Apenas llegó a la seccional, los policías lo enfrentaron con el resto de los internos. El resultado fue el esperable: le robaron las zapatillas y la campera. “La pasé muy mal ese día”, contó. Esa misma tarde, cuando los abogados defensores presentaron un habeas corpus en favor de los ocho detenidos, fue trasladado al juzgado y luego a la seccional del barrio Alto Comedero.

Pero el hostigamiento siguió.

“Ahí me hicieron dormir en el piso, en el patio, al aire libre. Estaba lloviznando, así que no pude dormir por el frío, y tipo 3 y media de la mañana entró la Policía de manera fuerte a revisar las celdas y lo sacan al chico que me había robado las zapatillas. Dijeron que el allanamiento era por culpa mía, porque había denunciado el robo, también para generar bronca con los internos. A los que me habían robado la ropa los habían trasladado a esa comisaría a la que caí yo después”.

-La semana pasada, días antes de que lo detuvieran, vivió un episodio de amedrentamiento.

-Me buscó la policía en la casa de mi mamá, de los vecinos, de dos tíos míos y de mi abuela que viven en distintos barrios. Se hicieron pasar por la Policía Federal. Yo me presenté en la Federal porque no tenía nada que esconder y ahí me dijeron que debían ser policías de la Brigada que se hacen pasar por ellos. El abogado Luis Paz fue a la Brigada y al juzgado y no había ninguna orden en mi contra. Al día siguiente volvió y tampoco había nada. Entonces hice una denuncia. Y al otro día me detuvieron y me allanaron la casa.

-¿Creen que eran los policías de la provincia que lo detuvieron?

-Si, eso está claro. Eran ellos.

Hamud fue detenido el sábado en el marco de una serie de operativos desplegados por la policía de Jujuy, en los que también fueron apresados Leonel Altamirano (Tupac), Pedro Cachizumba (CCC), Bruno Bienvenido Mendez, Iván Mercado y Carlos Albornoz (ATE), Erik Peralta y Juan Pousa Ciancia (OLA). Todos recuperaron la libertad este martes.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS