Quince años de un reclamo necesario y justo: el derecho por el aborto legal, seguro y gratuito

Las mujeres siguen peleando por el derecho a la interrupción voluntario del embarazo. El aniversario coincide con el día de la Acción por la Salud de las Mujeres y se celebra la primera marcha donde se entregaron firmas en el Congreso para pedir la ley. Un aniversario con actividades virtuales y la expectativa por el proyecto del poder ejecutivo. 

(Foto: Diego Martínez)
27 de mayo de 2020

Pasaron 15 años de aquella primera junta de firmas para entregar al Congreso de la Nación un documento pidiendo por el derecho a la interrupción del embarazo. Esa acto formal fue acompañada de una marcha el 28 de mayo de 2005 y las mujeres que idearon esas acciones conformaron el espacio colectivo más transversal, federal y heterogéneo que tiene la Argentina: la Campaña por el Derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

A las 9 de la mañana la Campaña presentó un video donde repasa su historia. 

“El éxito de la campaña es haber considerado la interrupción voluntaria del embarazo como un derecho humano de las mujeres y personas gestantes”, resaltó Nelly Minyersky, de 90 años, a Télam del otro lado del teléfono. “Siempre admiré mucho la lucha de la campaña porque no creo que haya otros ejemplos a nivel mundial de un movimiento con la amplitud territorial, la transversalidad y el pluralismo que tienen”, remarcó.

En esa época estaba en pleno debate la Educación Sexual Integral (ESI), y a ella se sumó la consigna “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”; y se adoptó el pañuelo verde que la agrupación Católicas por el Derecho a Decidir había llevado al Encuentro Nacional de Mujeres en 2003 en Rosario, donde por primera vez se realizó un taller, una asamblea y una marcha pidiendo la legalización.

La interrupción del embarazo está regulada e un artículo incluido en 1921 en el Código Penal: “Cuando corre peligro de vida o la salud de la mujer, cuando el embarazo fue fruto de una violación o de un atentado contra el pudor cometido sobre una mujer idiota o demente”. Después de varias ideas y vueltas legislativas, esa versión es la que aún rige hasta hoy, casi 100 años después.

“Antes de 2010 empiezo a escribir sobre la constitucionalidad de que se aplique el artículo 86, que ya estaba desde 1921 sobre la interrupción legal del embarazo y después empiezo a trabajar en demostrar que es constitucional la despenalización y la legalización del aborto en nuestro país”, explicó Minyersky.

Fue ahí que empezó a acercarse a la Campaña “y a estar muy cerca de las chicas que estaban trabajando desde el vamos, Elsa Schvartzman, Marta Alanis, hasta que me pidieron que integre la comisión redactora del proyecto en 2012”, año que además marcó un mojón cuando la Corte Suprema, en su fallo en el caso FAL, determinó que las mujeres violadas podían acceder a la interrupción legal del embarazo sin pasar por un proceso judicial.

“Mirando hacia atrás creo que la concepción desde una perspectiva de Derechos Humanos fue la levadura que hizo que en 2018 se produjera este fenómeno maravilloso que fue el millón de personas en las calles, sobre todo jóvenes, clamando por sus derechos”, dijo sobre la votación histórica de 2018 que terminó con media sanción de Diputados al proyecto de ley que fue rechazado por el Senado.
Al respecto, remarcó que “la juventud jugó un rol fundamental en esta lucha, el gran mérito de la Campaña fue transmitir a través del derecho al aborto muchísimas cosas que tienen que ver por las que han luchado los feminismos, por las que hemos luchado las operadoras del derecho y muchas otras profesiones, que son la equiparación de roles, la igualdad real en la vida”.

“Se transformó una cantidad enorme de luchas en una que movilizó a decenas de miles y yo no pensé nunca que me iban a parar en la calle niñas y adolescentes para sacarse fotos conmigo o que yo iba a ir a colegios para que 200 ó 300 chicos me escuchen y hablemos de temas que antes no se hablaban con respeto y sin amarillismo”, destacó.

En declaraciones televisivas, el presidente Alberto Fernández, quien siempre mostró su apoyo a la legalización, aseguró que “la ley está lista” pero que todavía no la presentó en el Congreso porque “existen otras urgencias” en medio de la pandemia. Consultada sobre sus expectativas para 2020, Minyersky admitió que está “confiada” que “si empiezan a funcionar de forma virtual los poderes del Estado, tenemos la certeza o lucharemos para ello, que el proyecto se trate este año”.

La campaña emitió un comunicado detallando la situación de las personas gestantes. "La problemática de los abortos inseguros es una cuestión de salud pública y el abandono al que el Estado y sus instituciones condenan a mujeres, bisexuales, lesbianas, varones trans y personas no binaries que deciden abortar resulta de la omisión de sus responsabilidades. Por eso, cuando se produce una muerte como consecuencia de una criminalización desigual, constituye un femicidio de Estado. Sobre todo, tras el rechazo del Senado a la sanción de una Ley que les hubiere otorgado protección, el 8 de agosto de 2018 tras un debate social y parlamentario de meses", expresa.

"El aborto legal es una deuda de la democracia y una emergencia social. Así lo afirmó la Organización Mundial de la Salud (OMS) que durante la pandemia de COVID-19 declaró al aborto dentro de los servicios de salud esenciales. Sin embargo, a pesar de esto, el 27 de abril murió Ivana, de 22 años, por las consecuencias de un aborto inseguro en Pirané, Formosa; y por esos días, en La Banda, Santiago del Estero, a María de 12 años, violentada sexualmente, le negaron la interrupción legal del embarazo, obligándola a gestar, poniendo en riesgo su vida y salud", detalla.

"Son 15 años de nuestras vidas, son 15 años que forman parte de la vida democrática de nuestro  país. Construimos una historia compartida. Hoy somos millones en un ejercicio de ciudadanía que le reclama al Estado el fin de la coacción y las maternidades forzadas. Marchamos, nos reunimos, debatimos, recuperamos la historia de los feminismos en nuestro país y nos abrazamos en la persistencia. No estamos solas, tenemos nuestros pañuelos que son lazos sociales de libertad y de vida. Les activistas de la Campaña tenemos historia, presente y un Proyecto: aborto legal ya. Será Ley en 2020".

Las actividades

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, conmemorará sus 15 años con una “manifestación virtual”, en una jornada en la que exigirá el reconocimiento del derecho al aborto para las mujeres y personas con capacidad de gestar y la sanción del Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, presentado por octava vez consecutiva ante el Congreso de la Nación hace exactamente un año y que cuenta con estado parlamentario.

Bajo las consignas “15 años de Campaña. Un Proyecto de vida” y “Una historia compartida”, el 28 de mayo durante todo el día se publicarán desde los perfiles en redes sociales de la Campaña Nacional y sus regionales y redes, materiales gráficos y audiovisuales; charlas, entrevistas y performances artísticas. 

El objetivo de la fecha será visibilizar la construcción histórica de los consensos políticos transversales que posibilitaron el masivo apoyo social a una campaña federal, intergeneracional y multidisciplinaria. 

Las etiquetas para formar parte de la campaña son  #15AñosdeCampaña y #AbortoLegal2020.

Cronograma: 

Hasta las 13: Tuitazo: "Somos archivo vivo" #15AñosdeCampaña #AbortoLegal2020

15 a 18: Transmisión de actividades federales en perfiles nacional, de las regionales de todo el país y de las distintas redes que confluyen en la Campaña

18.30: Recital de Mariana Carrizo

19: Manifestación virtual y emisión en vivo en el canal YouTube de la Campaña de la declaración del 28 de Mayo: 15 años de Campaña*

20: Festival de la Red de Socorristas

21.30: Emisión en vivo del video: "15 años de Campaña. Un Proyecto de vida" y repetición de la declaración en redes de la Campaña Nacional. 

El texto completo del documento emitido por la Campaña en sus quince años de reclamo: 

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual