Radio Fribuay: 20 años de construcción colectiva

La emisora ubicada en el oeste del conurbano cumple dos décadas de vida y las celebra hoy con un gran festival. Un medio que nació por la necesidad de decirle no al neoliberalismo.
Por Maby Sosa
16 de Diciembre de 2017

La década del 90 estaba en su plenitud neoliberal en la Argentina. Eran épocas de piquetes, de marchas nacionales, de una represión que se tramaba de norte a sur mientras crecían a pasos agigantados las cifras del desempleo.

En medio de esta convulsión profunda, un grupo de jóvenes estudiantes de comunicación atentos y permeables a lo que pasaba en el país, sintieron la necesidad luchar desde su propio oficio: la comunicación.

Para esto, se organizaron y fundaron FM Fribuay, una de las radios comunitarias claves en el Oeste del Gran Buenos Aires, que este mes cumple 20 años de vida.

“La radio se pone al aire en diciembre de 1997 como una respuesta a esa época neoliberal para expresar las cosas que sucedían en nuestra región. En ese momento de individualismo extremo, apareció esta señal como una especie de refugio para aportar otras cosas”, recuerda a Tiempo Argentino, Pablo Ovín, director de programación de la emisora y conductor del programa La Patria de las Moscas.

Ubicada en Ramos Mejía, desde su origen “La Fribuay”, como se la conoce, abrió sus puertas a las bandas de rock local, trabajadores culturales y actores sociales que hasta entonces no tenían un espacio en la zona.

“En ese marco de estallido de medios comunitarios, la radio se llenó de contenidos. Nació y sigue siendo una radio de rock porque eso era lo que se expresaba en la radio y en la zona Oeste. Rápidamente se nos llenó la compactera de discos y se convirtió en un bastión para la comunidad que se apropió directamente y le terminó de definir la ideología y el espíritu de radio comunitaria”, explica Ovín, que integra el colectivo de comunicación desde sus inicios.

Lejos de la agenda marcada por los grupos concentrados de medios, Fribuay mantiene el perfil de sus orígenes donde lo central está marcado por la defensa y promoción de los Derechos Humanos, el acceso a la información y la inclusión de los colectivos sociales y étnicos. 

“Así arrancó esta radio, con debates que derivaron en esos acuerdos naturales. Era una época de una monopolización discursiva muy grande y a nosotros nos tocaba tomar todo lo que cabía en los márgenes de ese sentido común tan instalado”, comenta el periodista. 

En la historia de la radio hubo un punto de inflexión clave que tuvo que ver con la ley de servicios de comunicación audiovisual que fue aprobada en octubre de 2009. “Fue un triunfo muy propio porque también la contribuimos desde la radio formando parte de las redes que construyeron esa legislación: Coalición para la radiodifusión democrática y la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (Amarc). Se dio además en un contexto en el cual nuestra radio había sido víctima de los efectos de la Ley de Radiodifusión promulgada por Videla en 1980 durante la última dictadura militar”, cuenta Ovín.

Un año antes, en 2008, La Fribuay sufrió el secuestro de equipos, la sacaron del aire de forma violenta con la intervención de la Policía Federal. “Dimos la pelea por el derecho de comunicar recuperamos el transmisor y con él el aire, y pocos meses después nos encontramos con el debate pleno de esa ley. Su aprobación nos permitió dejar de ser ‘truchos, ilegales o clandestinos’ y nos permitió que seamos reconocidos como un medio de comunicación que se ocupa a de la realidad de la región y de ese modo gana legitimidad día a día”.

Fundar la radio, expresa Ovín demandó un aprendizaje urgente por dejar de lado los personalismos y construir de manera colectiva, dejar de lado el nombre propio en pos del nombre para todos. “Además de lo técnico, saber que tenés que saber operar, redactar, editar, cortar audios y sobre todo poder contar lo que pasa ante el micrófono”, aporta.

Meses después de haber sufrido la decomisación, la radio fue la elegida por La Renga para que sea quien transmita en vivo el show del Estadio Único de La Plata, que se hizo extensiva a otras radios de Buenos Aires y del país. “Fue uno de nuestros hitos”, dice Ovín con orgullo. “Después vinieron otros como NTVG en el estadio Malvinas o Divididos en el Luna Park. El hecho de que hayamos generado una transmisión en redes fue la demostración de lo que nos diferencia como radio comunitaria, tuvimos la intención de que todos accedan al recital sin ningún fin económico en el medio”, agrega.

Hoy además tiene una original programación que se retransmite en red a través de otras radios comunitarias que pertenecen a otras localidades de la provincia. 

El sábado desde las 19, la radio celebrará sus dos décadas de vida con un gran festival gratuito que arranca con una mesa panel y continuará con el recital de bandas locales, además de la participación de autores locales. 

“Festejamos cada mañana cuando abrimos la radio para la transmisión en vivo porque es ahí donde está nuestra legitimidad. Sin embargo, quisimos generar un espacio festivo para encontrarnos con aquellas bandas que nos acompañan desde los inicios y que tienen que ver tanto con el origen de la radio como en algunos casos nosotros tenemos que ver en el origen de sus respectivas carreras”, afirma Ovín.

El festival  de radio Fribuay se realiza el sábado 16 de diciembre desde las 19 en el Centro Cultural Diego Maradona, Av. Pte. Perón 975, Villa Sarmiento, Ramos Mejía. Participarán las bandas Guillermina, Nodisco y Cabaret y los músicos Nicolás Martin y Roma Roldán.

Tiempo Audiovisual

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS