Rastrillaron la Comisaría donde asesinaron al desaparecido Miguel Bru

La justicia llevó búsqueda del joven estudiante desaparecido hace 25 años a la seccional donde lo torturaron hasta la muerte. Gendarmería inspeccionó el lugar con un georradar.

El dato lo dio un testigo de identidad reservada: dijo que en el patio interno de la Comisaría Novena, el mismo en el que hace 25 años los policías sacaron a la rastra el cuerpo inerte de Miguel Bru tras de torturarlo hasta la muerte, habían enterrado el cuerpo del estudiante de periodismo desaparecido. Esta mañana peritos de Gendarmería rastrillaron ese terreno con un georradar en busca de los restos sepultados del joven.

“Llegamos por un testimonio que fue escuchado por el fiscal (Marcelo) Martini. Es un testigo de identidad reservada que dijo que abajo del mástil del patio de la comisaría estaba enterrado Miguel”, explicó Rosa Schonfeld de Bru, la madre del joven.

El operativo fue el primer rastrillaje, de los 36 que se realizaron en la causa, en la misma seccional donde en la noche del 17 de agosto de 1993, Miguel fue asesinado por los policías Justo López y Walter Abrigo, con la complicidad del comisario Domingo Ojeda y el oficial Ramón Cereceto.

Con un georradar, peritos de la Gendarmería rastrillaron toda la superficie del patio de la seccional. “Después de la desaparición de Miguel se construyó un mástil, que ahora no está más. De hecho, el comisario actual dice ignorar que hubo un mástil. Pero existió”, explicó Rosa.

Del operativo de búsqueda participó también el fiscal Martini, quien dijo que hay que esperar una semana para obtener el informe con los resultados de la inspección. Según adelantó la madre del joven desaparecido, los primeros datos serían negativos.

“Es un procedimiento con georradar en este lugar que según dicen el testimonio podría estar Miguel Bru”, dijo Martini a la prensa. Agregó que considera que el testigo habla por boca de terceros, pero aclaró que decidió realizarlo porque la seccional “fue el lugar donde (Miguel) fue visto por última vez”.

El rastrillaje se realizó en el año en que se cumplen los 25 años de la desaparición de Miguel. La causa cambió de fiscal el año pasado luego de permanecer durante siete años prácticamente paralizada.

Mientras estuvo en manos del fiscal Fernando Cartasegna, que renunció en medio de un escándalo, solo se efectuaron dos rastrillajes de búsqueda. El dato que llevó al rastrillaje está en el expediente desde antes de la salida del anterior fiscal.

“Veo que hay un poco más de voluntad y de respeto”, dijo Schonfeld sobre el cambio de fiscal. “Porque acá estamos hablando como las Madres (de Plaza de Mayo) o de cualquier persona que busca a un hijo desaparecido: lo único que queremos es justicia y respeto”, completó.

Para hoy también estaba previsto un operativo de búsqueda en Palo Blanco, partido de Magdalena, que fue pospuesto por las condiciones climáticas.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS