Récord: el BCRA vendió U$S 1.471 millones para frenar el dólar

La suba de la tasa de interés norteamericana de largo plazo y la escasa liquidación de los tenedores de soja forzaron una inédita intervención del BCRA para impedir una fuerte devaluación de la divisa que finalmente cerró a $20,55.

En apenas tres días el BCRA habría vendido más de 2.100 millones de dólares en el mercado para tratar de contener el valor de la divisa norteamericana. 

Según fuentes del mercado consultadas y difundidas por el diario Ámbito Financiero en la jornada de hoy la entidad monetaria oficial habría intervenido con más de U$S 1.471 millones para que el dólar cierre en un promedio de $ 20,55. A esa cantidad habría que sumar las intervenciones del martes y el lunes por U$S 422 millones y U$S 214 millones respectivamente.

De confirmarse la versión, (los datos oficiales se conocerán en horas de la tarde), se trata de la intervención diaria del BCRA más importante de toda la serie que publica el BCRA desde enero del año 2003. De hecho fue el 2 de enero de 2003 cuando se registró la venta más importante por parte de la entidad que intervino con “apenas” U$S 700 millones seguida por los U$S 642 millones del día siguiente.

Entre los factores que podrían explicar la corrida en curso se destacan la suba de la tasa de interés del bono del Tesoro Norteamericano a diez años que superó la barrera del 3% (no ocurría desde 2014) y la escasa liquidación de  dólares del sector agroexportador que podría estar especulando con una nueva devaluación de la moneda.

La política de de la FED, de hecho, refuerza el valor del dólar a nivel internacional y promueve el proceso de repatriación de dólares conocido como "flight to quality" (vuelo a la calidad).

El BCRA vendió U$S 2040 millones a lo largo de marzo y en abril sólo había perdido 250 millones. Luego cayó la demanda de dólares. El dato es que la oferta no creció tampoco.

El brusco abandono de la política de flotación libre por parte de la entidad monetaria refleja una creciente preocupación dentro de las filas del gobierno por la escalada de precios de los últimos meses que una depreciación de la moneda nacional no haría más que alimentar.

El BCRA reconoció en su comunicado de política monetaria del 27 de febrero pasado que "la depreciación del peso", junto con el aumento de los precios internacionales de los alimentos y el petróleo, había "impactado" en los índices de precios mayoristas publicados por el INDEC. Así las cosas, y con la inflación en medio del debate nacional, la entidad que dirige Federico Sturzenegger decidió quema reservas.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS