Recorte en educación sexual: el gobierno gastó 12 millones menos que en 2015

Se redujo un 22,5% de la inversión en el programa nacional de Educación Sexual Integral que realiza el Ministerio de Educación. Preocupación por parte del Observatorio de Derechos Humanos de la Ciudad.
5 de Diciembre de 2017

Ante un pedido de acceso a la información pública del Observatorio de Derechos Humanos (ODH) de la Ciudad, el Ministerio de Educación de la Nación informó sobre cuánto dinero destina cada año al Programa Nacional de Educación Sexual Integral (ESI), que impulsa un tratamiento amplio y transversal de la sexualidad en las escuelas.

La ley de ESI fue sancionada en 2006 y la inversión en su implementación por parte de la cartera de Educación creció sistemáticamente hasta 2015, cuando se ejecutaron $ 55.755.738. Pero esa tendencia terminó con el cambio de gobierno: en el primer año de gestión, cuando el ahora senador nacional Esteban Bullrich estaba al frente del ministerio, la inversión se redujo en un 50,38% y pasó a $ 27.662.623 en 2016. Este año, la cartera que desde junio está a cargo de Alejandro Finocchiaro ejecutó $ 43.211.136 pesos, un 22,5% menos que el último año de gobierno de Cristina Fernández.

“Desde el ODH expresamos nuestra profunda preocupación por los datos informados desde el Ministerio de Educación de Nación, ya que la ESI constituye un aporte fundamental a la sociedad, que incluye a la subjetividad como dimensión inseparable en la sexualidad, y que como el mismo organismo informó, ésta presupone poder colaborar en destejer la violencia de género, en promover la valoración positiva de la diversidad, en prevenir las situaciones de abuso y maltrato a niños y niñas, los embarazos no planificados por los y las jóvenes, y al mismo tiempo garantizar la posibilidad de seguir estudiando de madres y padres adolescentes”, cuestionó el ODH en un comunicado.

Allí analizan en profundidad la respuesta del Ministerio al pedido de informe al Ministerio de Educación de Nación.

“Un primer detalle que llamó la atención de los datos suministrados es que el equipo actual del Programa Nacional ESI en el Ministerio de Educación de Nación cuenta con sólo 17 trabajadores, una planta muy reducida si se tiene en cuenta que deben implementarse los contenidos curriculares en todo el país”, señalaron.

Destacaron además la reducción de la cantidad de docentes y escuelas alcanzados por las capacitaciones en ESI. “Las capacitaciones masivas presenciales para docentes en todo el país se redujeron de 55.000 docentes en el año 2015 a 1.050 en 2017. Ello implicó la rotunda reducción en la capacitación a docentes en 14.000 escuelas en 2015 (en 10 provincias) a 500 escuelas en 2017 (en solo 2 provincias). En relación a los cursos dictados online, la merma en la cantidad de docentes, fue de 16.914 en 2015, a 4450 en 2017”, indicó con preocupación la organización.

Otro detalle que salta a la vista en el presupuesto desagregado es que parte de los 8 de los 43 millones invertidos en 2017 fueron direccionados para el Plan Nacional de Prevención de embarazo. “Este cambio de dirección de fondos demuestra una intencionalidad de la nueva gestión, de volver al paradigma anterior y posicionar el Programa ESI desde una perspectiva biomédica, dedicada sólo a la prevención de embarazos, dejando de lado los conceptos fundamentales de la ESI, que entiende a la sexualidad desde una integralidad”, explicaron.

“En cuanto al material de distribución, si bien se informó que la distribución continúa, no se han vuelto a reimprimir los mismos, sino que han informado que “próximamente” se limitará a la distribución de solo 60.000 ejemplares, referidos únicamente a la prevención de la violencia de género, como un compartimento estanco y dejando de lado el abordaje integral que se venía dando a la temática. Por su parte, el Ministerio informó la notable caída en distribución de cartillas por el Correo Argentino para las Jornadas Educar en Igualdad. Los montos aproximados son para 2016 $100.000 y para 2017 $ 46.353”, agregaron desde la ODH.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS