Recuerdan con un mural a las dos chicas asesinadas en La Boca

Fue inaugurado este sábado con los rostros de Nuria y Natalia, muertas en octubre en manos de un cuchillero a sangre fría.
25 de Abril de 2017

Los estudiantes de la Escuela Superior de Educación Artística Manuel Belgrano realizaron este sábado una jornada en homenaje a Natalia Grenbenshicova, de 15 años, y Nuria Couto, de 18, las chicas asesinadas en el Parque Irala de la Boca el año pasado. Para recordarlas, pintaron un mural en las calles Azara y Rocha.

El doble femicidio fue llevado a cabo el 11 de octubre pasado por el veterinario cordobés Mariano Alejandro Bonetto, de 27 años. Natalia y Nuria estaban sentadas en el parque tocando la guitarra hasta que el femicida apareció y, sin mediar palabras, las apuñaló al menos diez veces a cada una con un cuchillo de combate que las personas que presenciaron el episodio le quitaron y le clavaron en la cabeza.

El pasado 11 de enero la Cámara de Apelaciones de de la Ciudad revocó el pedido de inimputabilidad elevado por la familia del femicida. Por eso volverá a ser juzgado en un nuevo juicio. Las familias de las jóvenes y la comunidad de la Escuela Belgrano siguen visibilizando la causa para que este terrible caso de violencia de género no quede impune.

“Me parece importante compartir el día de inauguración del mural junto al resto de la comunidad educativa de la Manuel Belgrano, familiares, amigas y vecinos del barrio. Realizamos esta jornada en homenaje a nuestras compañeras, para que no vuelva a suceder”, dijo a Tiempo una de las estudiantes.

El 5 de abril pasado, a casi seis meses del doble asesinato, familiares y amigos de Natalia y Nuria, junto con la Defensoría de Género de la Ciudad de Buenos Aires habían pintaron un primer mural frente al parque donde ocurrió el hecho. Lo hicieron para decir basta de violencia.

Una vez más los estudiantes utilizaron el arte para repudiar el trágico hecho de violencia de género. “Creemos que la sociedad debe recuperar la integridad mental. No puede ser posible que este tipo de cosas sigan pasando. Natalia y Nuria eran dos adolescentes, sus muertes muestran la crueldad de un violento que salió a la calle a matar mujeres”, concluye una de las estudiantes.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS