Retenciones: El gobierno se comprometió a estudiar pedidos de las aceiteras

Las nucleadas en CIARA lograron que Balcarce 50 se tome diez días para considerar el impacto en el sector. Otro día de frondoso lobby empresarial para frenar las medidas recientes de Cambiemos. 

21 de Agosto de 2018

Las grandes exportadoras de granos y aceites y otros derivados industriales de granos lograron que el gobierno haga una diferencia y se comprometa a estudiar el impacto de su decisión frenar la baja de las retenciones que anunció la semana pasada.

Las compañías, representadas por la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) se reunieron este martes en la Casa Rosada con el vice jefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui, y el ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere, además de Santiago del Solar, jefe de Gabinete de Agroindustria, pocos días después de haber solicitado audiencia en conjunto con la Bolsa de Comercio de Rosario y la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.  

Fuentes consultadas informaron que las empresas “explicaron con detalles todos los perjuicios que pueden ocasionar al sector estas medidas, con gráficos y demás recursos” y que las autoridades decidieron “abrir un período de diez días para analizar los datos”.

Al cabo de ese período, según señalaron las fuentes, los funcionarios darán una respuesta a los problemas que se plantearon en la reunión.

Por el lado empresario participaron el presidente de CIARA, Gustavo Idígoras, y tres directivos de las firmas Aceitera General Deheza (AGD), que lidera el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) Miguel Acevedo; Vicentín y Molinos Agro.

Los que estuvieron cerca de la reunión afirmaron a Tiempo que las compañías dejaron la casa de gobierno sin “ninguna impresión, ni buena ni mala” y buscaron dar una imagen de cercanía con el Ejecutivo pese al  malestar que generaron las medidas anunciadas: “se dialogó y se seguirá dialogando”, concluyeron.

Las automotrices también negociaron

Tras el receso del fin de semana largo fueron varias las empresas que volvieron a desplegar su poder de negociación para intentar cambios en las recientes medidas fiscales que anunció el gobierno nacional y que causaron mayor malestar en los segmentos productivos y con distintos niveles de capacidad exportadora.  

Este martes, además de lo que pasó en Casa Rosada con las aceiteras, hubo reuniones el  ministro de Producción Dante Sica escuchó las observaciones que realizaron las automotrices después de que se conoció la suspensión de los reintegros a las exportaciones de manufacturas.

La Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA) publicó un comunicado en el que informó que se reunieron con el funcionario para “repasar el impacto de las últimas medidas implementadas y diagramar los próximos pasos que exige el Plan 1 Millón”, que incluía una larga demanda de beneficios para las empresas que están en conflicto con las últimas determinaciones del Ejecutivo.

Según las empresas, Sica manifestó “preocupación sobre el impacto (que pueden tener) tanto en producción como en comercio exterior la reducción de los reintegros a las exportaciones al Mercosur que realizan las terminales automotrices”.

El Ministerio de Producción, por su parte, informó que Sica planteó la posibilidad de reducir ese impacto vía una baja de Ingresos Brutos, una chance que abre otro complejo programa de lobby con las provincias.

ADEFA confirmó que esa propuesta existió pero con la mira en lo más actual, los dirigentes que asistieron remarcaron las contradicciones de las medidas recientes y por las que el ministro viene colectando críticas en amplios sectores de la dirigencia privada.

Por caso, Hernán Vázquez, presidente de Volkswagen Argentina le expresó que “la reducción de reintegros se contrapone al propósito de la misma. Es decir, compensar a través del reintegro los impuestos anteriores pagados en las distintas etapas de producción, y de esta manera, evitar su exportación”.

El ejecutivo advirtió que las medidas “pueden afectar los planes de exportación, y producción del sector”

Tensión en la UIA

En la reunión de Junta Directiva de la UIA los chispazos no estuvieron a la saga. El comunicado habitual de la entidad fabril habló de la “preocupación por la caída del nivel de actividad, las elevadas tasas de interés y los retrasos en la cadena de pagos, entre otras cuestiones”.

Pero en sintonía con el resto de los “negociadores” señalaron que “el impacto negativo que tendrá la reducción del nivel de reintegros a las exportaciones de productos con valor agregado” se llevó una parte muy significativa del debate de rutina.

Un referente de la entidad contó que las  medidas afectan a “casi todos los sectores” pero fundamentalmente a “pymes de todo el país”.

El decreto que oficializó este  martes los detalles de las medidas anunciadas son por estas horas eje de análisis en la UIA: “Estamos estudiándolo pero lo que sabemos es que el impacto varía por sectores. Los de insumos difundidos son los más afectados pero no es tan sencillo porque hay algunos detalles a nivel de producto que hay que analizar de manera particularizada”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS