Ricardo Ragendorfer: "El Penal de Ushuaia fue un experimento lombrosiano"

El mítico periodista y escritor conduce desde hoy un ciclo de documentales dedicado a uno de los presidios más crueles de la historia argentina. A las 21, por Encuentro.

Por S. F.
15 de Octubre de 2018

El Penal de Ushuaia no sólo fue uno de los castigos más crueles y despiadados que el Estado argentino impartió a delincuentes comunes y disidentes políticos. La historia de Cayetano Santos Godino (el Petiso Orejudo, considerado el primer asesino serial argentino) y la de Simón Radowitzky (el anarquista de 15 años que asesinó al jefe de policía Ramón Falcón), entre muchas otras, fueron partes de un plan sistemático. Un experimento social y penitenciario que creó las bases de la ciudad más austral del mundo.  

Esa es la mirada general que alimenta a "Presidio. Experimento Ushuaia", el ciclo de cuatro documentales conducido por el mítico periodista y escritor Ricardo Ragendorfer.

"Enviar a delincuentes, rivales políticos y anarquistas para que sean disciplinados en la Siberia argentina fue una estrategia de enorme crueldad. También obedeció a una política de Estado de altísima insensibilidad. Todos los primeros habitantes de Ushuaia vivían, en mayor o menor medida, de esa estructura carcelaria. Ya sea porque eran proveedores de alimentos o insumos o porque eran los propios carceleros, en general extranjeros que habían cultivado la misma profesión en sus países de origen", señala Ragendorfer.

El ciclo de documentales fue producido entre Canal Encuentro y la Universidad Nacional de Tierra del Fuego. Se desarrollará en cuatro capítulos y cada uno tendrá un protagonista: el Petiso Orejudo, Simón Radowitzky, Ricardo Rojas (un intelectual disidente, enviado a Tierra del Fuego como preso político) y Roberto Pettinato (que determinó el cierre del penal).

El primer capítulo estará dedicado al Petiso Orejudo. Sostiene Ragendorfer: "Su historia es muy curiosa y marcada por esos tiempos. Por aquellos años se vivían los 15' de fama de Cesare Lombroso, un criminólogo que intentó darle sustento teórico a la teoría de la portación de cara. Es decir, el carácter criminal de una persona está representada en sus rasgos físicos. En ese sentido, Cayetano Santos Godino funcionaba como una especie de santidad lombrosiana. El Penal de Ushuaia fue un experimento lombrosiano y Godino fue víctima de esos experimentos. Se lo operó de las orejas porque se creía que ahí estaba depositada su maldad. El éxito de la intervención se quedó a mitad de camino: el tipo siguió siendo tan malo como antes, pero su aspecto físico mejoró".

La serie de documentales "Presidio. Experimento Ushuaia" fueron grabadas en la ciudad de Ushuaia y alrededores. Incluye recreaciones, testimonios de historiadores, especialistas y familiares de antiguos pobladores.


"Presidio. Experimento Ushuaia". Desde el lunes 15 de octubre a las 21, por canal Encuentro. Otras emisiones: lunes a las 3:00, 9:00 y 15:00. Domingos a las 8:00. También en www.cont.ar

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS