San Cayetano: masiva movilización de los movimientos sociales contra el ajuste

CTEP, CCC y Barrios de Píe encabezaron un multitudinaria marcha desde Liniers a Plaza de Mayo. Reclamaron la sanción de un paquete de leyes que atienda la situación de emergencia de los más vulnerables. Sectores de sindicalismo acompañan el reclamo. 

(Foto: Diego Martínez)
Por Agustín Alvarez Rey - @alvarezrey
7 de Agosto de 2018

El subsuelo de la patria volvió a hacerse visible. Más 250 mil personas encabezadas por la CTEP, Barrios de Píe y la CCC atravesaron la Ciudad de Buenos Aires, por Rivadavia, desde Liniers hasta Plaza de Mayo en el marco dela tercera marcha por pan y trabajo.

En esta oportunidad los movimientos sociales contaron con la apoyo de la CGT y de las tres CTA que fueron sumando columnas a medida que la marcha avanzaba desde el Oeste. También, diputados opositores se sumaron al reclamo en el momento en el que la marea humana de la economía popular pasó por la puerta del Congreso.

Antes de las 14 la columna principal de la movilización, que tuvo como estandarte a San Cayetano, ingresó a una Plaza colmada donde un escenario circular, al estilo PRO, esperaba a los dirigentes.

En ese marco, Esteban “Gringo” Castro, ante la atenta mirada del triunviro Juan Carlos Schmid y el titular de SUTEBA, Roberto Baradel, que ocupaban un lugar en la primera fila, defendió la necesidad de seguir en las calles y afirmó: “Nosotros el 7 de agosto de 2016 dijimos que teníamos que visibilizar a los trabajadores de la economía popular, que era lo que faltaba, porque vivimos en una globalización capitalista que se dedica a expulsar a trabajadores de la producción y del trabajo formal”.

También podés leer: Las mejores imágenes de la marcha

Por su parte, el diputado del Frente Renovador Felipe Solá, que se sumó a la movilización en Congreso, sentenció: “En este momento en la Argentina la prioridad es proteger el trabajo”. y agregó: “Antes de cada decisión, lo primero que tenemos que hacer es preguntarnos si ayuda o no a cuidar el empleo de los argentinos”.

En tanto, el jefe del interbloque de Diputados Movimiento Evita - Libres del Sur, Leonardo Grosso, se refirió a uno de los reclamos formales de la marcha y afirmó que “la ley de Emergencia Alimentaria es una necesidad urgente que el Congreso tiene que aprobar este año porque la miseria y el hambre que estamos viviendo en los barrios es una bomba de tiempo”.

Además el dirigente del Movimiento Evita enfatizó: “Hoy los movimientos sociales estamos haciendo el trabajo que el Gobierno decidió no hacer: abrimos merenderos y comedores en todos los barrios porque la situación de las familias es desesperante”.

La marcha que culminó a las 14 había arrancado formalmente 9.20. con la imagen de San Cayetano al frente de la numerosa columna que, a paso lento, comenzó a avanzar desde Cuzco y Rivadavia. Apenas un metro más atrás se podía ver una bandera larga que se extendía a lo ancho de toda la avenida con la leyenda “Movimiento Misioneros de Francisco”. Un poco más atrás, en lo alto, las banderas de la CTEP, CCC y Barrios de Píe. Al costado, aun estacionados, estaban los tractores que los agricultores familiares que hace poco más de 15 días protagonizaron el “verdurazo” frente al Congreso.

La marea humana de la economía popular, los trabajadores desocupados, los agricultores familiares y  los cooperativistas empezó a transitar a paso lento el camino que lo llevó desde Cuzco y Rivadavia hasta la Plaza de Mayo.

La caminata fue lenta. Antes de las 10 las inmediaciones de la Iglesia de San Cayetano, que había recibido miles de fieles que fueron a pedir trabajo, había quedado atrás. Sin embargo la imagen que mostraba de un lado de las vías del ferrocarril Sarmiento, de cara a Juan B. Justo, los que fueron a pedir trabajo al santo; y del otro lado, del que da a Rivadavia, los que iban a caminar hasta Plaza de Mayo para exigirle una solución terrenal al gobierno quedó impregnada en la retina de los dirigentes. De los dos lados había miles de personas.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS