San Lorenzo goleó a Banfield y pasó a octavos de la Sudamericana

Con dos goles de Blandi, uno de Caruzzo y una chilena de Cauteruccio, venció 4-1 al Taladro. En el minuto 88 Torrico le atajó un penal a Silva que, de haber sido gol, clasificaba al equipo del Sur bonaerense.
13 de septiembre de 2016

San Lorenzo se clasificó a los octavos de final de la Copa Sudamericana al golear a Banfield por 4-1, en el desquite de la segunda ronda disputado esta noche en el estadio Nuevo Gasómetro.

Matías Caruzzo (3), Nicolás Blandi (6 y 10) y el uruguayo Martín Cauteruccio (38), este último con una fantástica chilena, anotaron los goles del Ciclón, mientras que Alexis Soto (25) descontó para el Taladro.

De todos modos, el club azulgrana debió esperar hasta último momento para celebrar, porque  su arquero Sebastián Torrico le atajó un penal al uruguayo Santiago Silva dos minutos antes del final. Con este resultado, San Lorenzo avanzó con un marcador global de 4-3, ya que Banfield había ganado por 2-0 el encuentro de ida en el sur bonaerense.

Obligado a ganar por amplio margen para revertir un primer partido desfavorable, el Ciclón se le fue encima desde el comienzo a Banfield, que no pareció tomar los recaudos necesarios y a los tres minutos ya estaba abajo en la cuenta, con un cabezazo de Caruzzo tras un tiro de esquina ejecutado por Fernando Belluschi.

Lejos de reaccionar, Banfield se vio sorprendido por el local, que pisó nuevamente el acelerador y aumentó enseguida, en una jugada que empezó el uruguayo Corujo por la derecha y progresó hasta la definición de Cauteruccio, pero la pelota dio en un defensor y el rebote le quedó servido a Blandi, que sólo debió empujarla con la cabeza hacia la red.

En una noche muy ventosa, el Ciclón volvió a soplar fuerte y llegó al 3-0 en un tiro de esquina de Belluschi que se cerró sobre el arco; Hilario Navarro falló en el despeje, y dejó un rebote corto que Blandi envió al fondo del arco con oportunismo de goleador.

Así, casi en un suspiro, San Lorenzo resolvía lo que parecía en principio mucho más complejo, con una tormenta de goles que parecían presagiar aun más emociones.

Y el pronóstico no falló, porque llegaron más goles, pero primero fue el turno de Banfield, que intentó recuperarse y alcanzó el descuento en un zurdazo cruzado de Alexis Soto que entró pegado al poste izquierdo de Torrico.

Ese descuento le daba la clasificación al Taladro, que ante la igualdad en la diferencia global avanzaba por el doble valor del tanto como visitante, pero San Lorenzo fue otra vez por más.

Así, pronto llegó el cuarto, un golazo que surgió en una buena jugada de Belluschi, que habilitó a Cauteruccio; el uruguayo cedió hacia atrás para Ortigoza, que tuvo espacio para asistir de nuevo al delantero charrúa con un pase por elevación a espaldas de la defensa. Cauteruccio picó habilitado y vulneró a Navarro con una ‘chilena’ notable.

Esa diferencia le permitía de nuevo al local asegurarse la clasificación, y quizás por eso bajó un poco la intensidad en la segunda mitad, lapso en el que Banfield salió del asedio y emparejó el desarrollo, aunque también careció de prolijidad para ir en busca del segundo tanto como visitante que le hubiera dado el pasaje a los octavos de final.

En ese contexto, San Lorenzo tampoco podía confiarse y casi lo paga muy caro en una acción que terminó con un remate de Sperduti que dio en el poste izquierdo, cuando Torrico ya no tenía chances de impedir el segundo tanto del Taladro.

Ya muy cerca del final, un penal que Mas le cometió a Soto le dio una oportunidad más a Banfield para arrebatarle la clasificación al Ciclón, pero el arquero Torrico se calzó el traje de héroe y con una estirada desvió el disparo del uruguayo Santiago Silva.

Así, San Lorenzo se cruzará en los octavos de final con el ganador del choque entre el ecuatoriano Emelec y el venezolano Deportivo La Guaira, que se impuso 4-2 como local en la ida, y cuyo desquite se disputará mañana.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual