San Martín dictó un decreto contra el proyecto oficial de quitarle hectáreas a la UNSAM

El municipio ordenó que los terrenos de la Universidad sean de carácter educativo. La semana pasada la Agencia de Administración de Bienes del Estado había propuesto desafectarlos para cederlos como playa de carga a la empresa Nuevo Central Argentino S.A..

28 de Agosto de 2018

Hay universidades que no sólo son damnificadas por la política educativa del gobierno, sino también por otras decisiones oficiales. Es el caso de la San Martín (UNSAM): la semana pasada la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) dictó una resolución unilateral donde le quita 1,2 hectáreas para cedérselas a una de las principales exportadoras del país. En medio del conflicto, el municipio de San Martín cruzó a Cambiemos y dictó un decreto donde ratifica que los terrenos de la UNSAM son de carácter educativo.

La medida inicial parte de un objetivo del Gobierno de la Ciudad, liderado por Horacio Rodríguez Larreta: vender los terrenos ferroviarios linderos a la Estación Colegiales para destinarlos a desarrollos inmobiliarios. Para eso deben reubicar la playa de cargas de Nuevo Central Argentino S.A., propiedad de la Aceitera General Deheza. El lugar elegido fueron los terrenos ferroviarios del San Martín, con la salvedad de que son parte del Campus Miguelete de la UNSAM, donde funciona el Centro de Desarrollo Tecnológico e Incubación de Empresas y en el que prevén la construcción de la Escuela Secundaria Técnica, el Centro de Prototipado Integral de Viviendas Económicas y Sustentables y el Laboratorio de Ciencia y Nanosistemas.

Esto encendió las alarmas de una universidad, ya castigada junto a las otras 56 públicas, por el desfinanciamiento de la actual gestión nacional. Este mes planean un abrazo a la universidad, mientras surgen los reclamos políticos hacia el oficialismo. El bloque de Unidad Ciudadana de San Martín presentó un proyecto en el Concejo Deliberante denunciando la resolución de la AABE. El concejal Hernán Letcher la calificó de “escandalosa”: “Desafectan ese terreno, supuestamente, porque no está dedicado a la actividad específica para la que fue otorgado el bien, pero en la misma resolución reconocen que funcionan edificios de la Universidad”.

También podés leer: Asedio a la universidad pública: corre peligro el campus de la UNSaM por un negocio inmobiliario en Colegiales

Este martes el que decidió intervenir fue el Municipio de San Martín, a través del Decreto N°1560/18, con el que rechaza “la decisión inconsulta del Gobierno Nacional de quitarle a la Universidad de San Martín un predio de más de 12 mil metros cuadrados ubicado en el Campus Miguelete, con el objetivo de destinarlo a la empresa privada Nuevo Central Argentino S.A.”. La medida firmada por el intendente Gabriel Katopodis notifica a la AABE “la imposibilidad de afectar los terrenos a otros fines que no sean de carácter educativo o cultural”. Y reafirma que “la responsabilidad en materia de ordenamiento territorial y planeamiento físico son competencias propias del Municipio”.

“La UNSAM es una institución prestigiosa dedicada al desarrollo académico, la formación de trabajadores, la innovación y la generación de empleo. Le pedimos al presidente que en vez de quitarle terrenos a un establecimiento que aporta al futuro de los argentinos, en lugar de recortar presupuestos a las universidades y priorizar negocios inmobiliarios en Capital Federal, defienda la educación pública”, afirmó el jefe comunal.

La UNSAM viene tramitando la construcción de la nueva Escuela de Ciencia y Tecnología en ese terreno, pero el proyecto fue demorado justamente por el propio gobierno nacional, que nunca retiró el material ferroviario de rezago que permanece en el área. Desde el Municipio agregan que “es necesario advertir el impacto ambiental negativo y perjudicial para la comunidad en general y también para los vecinos del partido, y en el entorno arquitectónico y urbanístico de la zona”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS