Sandleris: “Buscamos preservar las reservas en esta transición”

El objetivo del Banco Central es restringir la compra de dólares por parte de las personas. Pero los datos indican que dos tercios de la fuga desde las PASO se debieron a otras razones.

28 de octubre de 2019

El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, ratificó en la mañana de este lunes la restricción –decretada horas atrás- en la compra de dólares impuesta a las personas.

Sandleris, que ofreció una conferencia de prensa en el Banco Central, justificó la limitación en la necesidad de "preservar las reservas", y admitió que se trata de una medida "estricta" y que puede traerle "problemas" a la economía.

Durante su discurso, Sandleris aporto poco a lo que ya se conocía desde la noche del domingo y repitió las explicaciones oficiales sobre las causas de la crisis económica y financiera.

En esta oportunidad, el titular del Banco Central consideró que el "nivel de incertidumbre y volatilidad" actual era consecuencia de que "los argentinos no hemos sabido construir (…) consensos básicos" de forma tal que el proceso electoral y el cambio de gobierno "no afecten" a la economía.

En relación con la restricción a la compra de dólares por parte de individuos, detalló que "en los últimos días de la semana pasada observamos un aumento importante en la demanda de dólares, principalmente por parte de los individuos. Ante el riesgo de que este fenómeno se mantuviera esta semana, es que decidimos profundizar los controles en este frente".

También podés leer: El Banco Central profundiza el cepo: sólo se podrán comprar 200 dólares por mes

Según esta mirada, la corrida contra el peso y la fuga de divisas se deberían al efecto estampida, es decir, miles de personas saliendo a comprar dólares ante la perspectiva de una nueva devaluación del peso.

Sin embargo, el propio Sandleris observó que de los 22 mil millones de dólares en reservas que perdió el BCRA desde las PASO, sólo un tercio se debió a las ventas del Central en el mercado de cambios para satisfacer la demanda de dólares, que no estuvo motivada en su totalidad por la fuga ya que incluyó en ese paquete a los requerimientos de las empresas para pagar importaciones. Los otros dos tercios obedecieron al pago de deudas y al retiro de depósitos en dólares colocados en cajas de ahorro en los bancos.

Así las cosas, las medidas anunciadas por el Banco Central apuntan sólo a restringir, parcialmente, un tercio de la demanda de dólares que explica la caída de las reservas.

El funcionario aclaró que "el resto del esquema cambiario se mantiene básicamente sin modificaciones", con lo que se mantendrán abiertos los canales que explican el grueso de la pérdida de dólares. "Las medidas anunciadas aquí se enfocan exclusivamente en la compra de dólares para atesoramiento y especulación financiera, y no afectan el acceso al mercado cambiario para el comercio exterior o el pago de deudas", detalló.

Tampoco estarán afectados los dólares para pagar gastos en el exterior, sean pasajes o estadías vinculados al turismo o las compras en el exterior.

"Sé que esta medida, aun siendo temporaria, es muy estricta y afecta a muchas personas. Su objetivo, repito, es preservar las reservas durante este período de transición, hasta tanto el nuevo gobierno defina sus lineamientos de política económica y se disipe la incertidumbre", señaló Sandleris. El presidente del Central también advirtió que "esta medida dificulta el funcionamiento de la economía; hay que ser cuidadosos con cómo se implementa".

La expectativa de las autoridades del BCRA es que la restricción "va a reducir la demanda de dolares para atesoramiento por parte de las personas. Confiamos en que el mercado cambiario este equilibrado".

El valor del dólar oficial bajaba levemente en la mañana del lunes. En tanto, la cotización del dólar blue o ilegal subía ligeramente, un 0,3%, hasta los $ 77 en la modalidad vendedora.

Las autoridades del Banco Central tampoco informaron si exploraron nuevas medidas para que se concrete la liquidación de dólares de las exportaciones. El 1 de septiembre el BCRA estrechó los plazos para que las empresas hagan esas liquidaciones, pero en el mercado financiero se señala que los dólares del comercio exterior no aparecen. Según esa normativa, las cerealeras (que exportan soja,maíz, trigo y sus derivados) cuentan con un plazo de 15 días para realizar la liquidación. 

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual