Santa Fe pone en duda la firma del polémico pacto fiscal

El gobierno propuso un pacto fiscal que se financiará con fondos de la Anses y recortes a jubilados. Las provincias temen que además afecte la autonomía tributaria.
13 de Noviembre de 2017

El presidente, Mauricio Macri, espera firmar este jueves el pacto fiscal que propuso la semana pasada a las provincias pero el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, avisó que el panorama está “un poco complicado”, entre otras cosas, porque el pedido gubernamental implica “una pérdida de autonomía tributaria de las provincias”.

Tiempo Argentino denunció en su versión impresa de este domingo que el plan del gobierno nacional es que el financiamiento salga de los fondos de la Anses y de una reducción de los incrementos de las jubilaciones.

En diálogo con un programa de la radioemisora FM Milenium , el santafesino expresó que “la pretensión del Gobierno es este jueves llegar a un acuerdo, lo veo un poco complicado porque son muchos temas que hay que analizar, yo no sé si todas las provincias vamos a tener las mismas posiciones”. Pese a la complejidad del tema, agregó que “ánimo de diálogo hay".

El problema que ven muchos gobernadores pasa por uno de los ejes del pacto que propone el Ejecutivo y que tiene que ver con una rebaja de impuestos provinciales.

Lifschitz quiso aclarar que por parte de los referentes provinciales “ánimo de diálogo hay" pero advirtió también que: “Una cosa es la disposición política que puede tener un gobernador en este momento -como puede ser mi caso- y otra cosa es comprometer a futuros gobernadores”, anticipando que los tiempos pueden ser más laxos que los que esperan en Balcarce 50.

El gobernador resumió el pedido de Macri a los gobernadores como: “Una rebaja de impuestos” que podría repercutir en “una pérdida de autonomía tributaria de las provincias”.

Desde el gobierno, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, consideró que: “Esta es una de las reformas tributarias más ambiciosas que tuvimos en la Argentina”. En declaraciones a Radio 10, el funcionario agregó que. “La reforma no solo tiene que tener un costado o interés recaudatorio, como en este caso de bajar impuestos distorsivos, sino intentar corregir distorsiones o realidades negativas que producen el consumo de algunos productos”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS