La lista de los espiados ilegalmente por la AFI durante el macrismo

Está integrada por dirigentes políticos y sociales del kirchnerismo pero también a funcionarios de Juntos por el Cambio. Además, se encuentra el periodista de Tiempo Argentino, Gerardo Aranguren. 

(Foto: AFP)
26 de mayo de 2020

Un periodista de Tiempo Argentino figura en la lista de los supuestamente espiados ilegalmente por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Mauricio Macri.

Se trata de Gerardo Aranguren, cuyo nombre aparece en una lista de unos 80 personajes públicos, la mayoría de ellos políticos oficialistas y opositores, que –de acuerdo con la denuncia- sufrieron el hackeo de cuentas de e-mail entre 2016 y 2019.

“Se pudo detectar el registro de conexión de dispositivos extraíbles (pen drives) en los cuales se había realizado un proceso sistémico de colección de información correspondiente a correos electrónicos privados”, sostiene la denuncia.

La estructura de la AFI durante el gobierno de Cambiemos establecía dos grandes áreas: la administrativa y judicial, bajo el mando de Gustavo Arribas, y la del espionaje propiamente dicho, en manos de Silvia Majdalani. Ambos, pero especialmente Majdalani,  aparecen bajo la mira de la denuncia.

La lista de supuestos espiados incluye a los hoy dirigentes oficialistas pero opositores durante el período presuntamente espiado Fernando “Chino” Navarro, Rodolfo Tailhade, Martín Sabatella, Carlos Tomada; la actual  ministra Elisabeth Gómez Alcorta, la ex intendenta de La Matanza y hoy vicegobernadora bonaerense Verónica Magario, el ex jefe de la Policía Bonaerense Hugo Matzkin, Carlos Castagneto, Ricardo Foster, la dirigente del partido Humanista Lía Méndez, Gabriela Cerruti, Martín Doñate, Alberto Weretilneck, Marcos Cleri, el sindicalista Héctor Daer, el hoy gobernador santafesino Omar Perotti, Carlos Raimundi y Silvia Rojkes, Fernando Torrillate.

Pero también hay una larga lista de integrantes de Juntos por el Cambio, que era oficialismo al tiempo del supuesto espionaje ilegal: la ex titular de la Oficina Anticorrupción Laura Alonso, Nicolás Massot, Ernesto Sanz y Ángel Rozas,

Aranguren y el conductor televisivo Luis Majul figuran en esa extensa lista. También aparece el nombre de Mauro Battafarano, un funcionario de la intendencia de Avellaneda, de idéntico apellido a un ex juez de Paz de ese distrito. Dos funcionarios de la AFI reconocieron haber visitado a un juez de Avellaneda, Luis Carzoglio, para “interiorizarse” sobre una causa judicial en la que un fiscal había pedido las detenciones de los sindicalistas Hugo y Pablo Moyano. Carzoglio denunció que lo presionaron para que los metiera presos, pero  no lo hizo. Desde hace un año y medio está suspendido en el cargo.

La Comisaría Tercera de Avellaneda, sobre la que Carzoglio tenía jurisdicción, también figuraba entre los objetivos del supuesto espionaje ilegal.

La denuncia fue presentada este mediodía por la titular interina (y próxima a ser confirmada) de la AFI, Cristina Caamaño, por el presunto delito de “producción de inteligencia ilegal”. El artículo 4 inciso 2 de la Ley de Inteligencia establece que “ningún organismo de inteligencia podrá obtener información, producir inteligencia o almacenar datos sobre personas, por el solo hecho de su raza, fe religiosa, acciones privadas, u opinión política, o de adhesión o pertenencia a organizaciones partidarias, sociales, sindicales, comunitarias, cooperativas, asistenciales, culturales o laborales, así como por la actividad lícita que desarrollen en cualquier esfera de acción”.

El artículo 5 sostiene que “las comunicaciones telefónicas, postales, de telégrafo o facsímil o cualquier otro sistema de envío de objetos o transmisión de imágenes, voces o paquetes de datos, así como cualquier tipo de información, archivos, registros y/o documentos privados o de entrada o lectura no autorizada o no accesible al público, son inviolables en todo el ámbito de la República Argentina, excepto cuando mediare orden o dispensa judicial en sentido contrario”.

El artículo 43, por su parte, establece penas de tres meses a un año y medio de cárcel e inhabilitación especial por el  doble tiempo para quien “estando obligado a hacerlo, omitiere destruir o borrar los soportes de las grabaciones, las copias de las intervenciones postales, cablegráficas, de facsímil o de cualquier otro elemento que permita acreditar el resultado de las interceptaciones, captaciones o desviaciones”.

Los espiados no eran sólo personas. Según dejó trascender la AFI, también aparecían el Sindicato Policial Bonaerense (SIPOBA, no reconocido por un fallo de la Corte Suprema), la Superintendencia General de la Policía Bonaerense, la Policía de Lanús y la “Policía Científica”, sin mayores precisiones en la documentación de a qué se refiere.

“Al menos desde el 02/06/2016, se realizó espionaje sobre correos electrónicos privados. La información fue recuperada de un disco rígido marca Western Digital, que había sido borrado”.

“Las tareas de inteligencia que en este acto se denuncian no se encuentran ordenadas ni autorizadas por ningún magistrado; sólo fueron dispuestas por las autoridades del organismo que hoy se encuentra intervenido. Es así que debemos hablar lisa y llanamente de producción de inteligencia ilegal”, resume un textual difundido de la denuncia.

Se trata de sólo una parte pequeña del texto, dada a conocer por el organismo. El resto, explicaron fuentes de la AFI, debe permanecer bajo reserva porque así lo establece la Ley de Inteligencia.

“Se encontraron rastros digitales que dan cuenta de la conexión de dispositivos externos a este disco en los que se almacenaba información de inteligencia sobre personas vinculadas a la actividad política de nuestro país, periodistas, dirigentes, fuerzas policiales, entre otros”.

La información fue borrada. Pero quedaron rastros que pudieron ser rescatados. “Es como si tuvieras un libro con el índice y el resto de las páginas en blanco. Sabés que en la página 15 debe comenzar el capítulo 2, pero sólo está el título, porque el texto del capítulo 2 no está”.

“Del análisis surge que se procedió al borrado de la información que el mismo contenía, pero ello no de manera segura, por lo que fue posible reestablecerla -con algunas falencias del sistema-, a fin de acreditar los extremos esbozados en la presente denuncia”.

La lista completa de los espiados:

1. Carlos LOPEZ;

2. Luis Fernando NAVARRO;

3. Mariana PONCE DE LEON;

4. Rodolfo TAILHADE;

5. Marcos HARGUINTEGUY;

6. Martín SABATELLA;

7. Leonardo SABATELLA;

8. Juan Manuel PEDRINI;

9. Carlos Alfonso TOMADA;

10. Elisabeth GOMEZ ALCORTA;

11. Verónica MAGARIO;

12. Joaquín ESCOBAR;

13. Hugo MATZKIN;

14. Araceli BELLOTA;

15. Gastón CASTAGNETO;

16. Carlos CASTAGNETO;

17. Valeria SILVA;

18. Andrea Gabriela VACA NARVAJA;

19. Ricardo FOSTER;

20. Lía MENDEZ;

21. Guillermo MOSTOL;

22. Walter ARIELI;

23. Jorge PISSACO;

24. María Lara CARVAJAL;

25. Hugo SERPA;

26. Lucila PUYOL GARATEGUI;

27. Daniel YARMOLINSKI;

28. Gabriela CERRUTI;

29. Laura ALONSO;

30. Nicolás MASSOT;

31. Ernesto SANZ;

32. Ofelia CEDOLA;

33. Esteban DIBAJA;

34. Leticia ANGEROSA;

35. Horacio MIZRAHI;

36. Héctor DAER;

37. Mario NEGRI;

38. Patricia CUBRÍA;

39. Omar PEROTTI;

40. Silvia HORNE;

41. Silvia ROJKES;

42. Ángel ROZAS;

43. Martín DONATE;

44. Alejandro LOEDA;

45. Alberto WERETILNECK;

46. Eleonora HEINRICH;

47. Cristina BRITEZ;

48. Marcos CLERI;

49. Gerardo ARANGUREN;

50. Luis MAJUL;

51. Gabriela TROIANO;

52. Mario BARLETTA;

53. Adrián GRANA;

54. José PITIN ARAGON;

55. Gustavo Alfredo WALKER;

56. Salvador CABRAL;

57. Miguel NANNU;

58. Waldo CARRIZO;

59. Mauricio MAS;

60. Nicolás CANOSA;

61. Guido PASAMONIK;

62. Sergio ZURANO;

63. Mauro BATTAFARANO;

64. Pablo Oscar VERA;

65. Susana GUTT;

66. Daniel YARMOLINSKI;

67. Adriana FONTANA;

68. Marianela PAEZ;

69. María Laura PENNISI;

70. Carlos RAIMUNDI;

71. Gerardo RICO;

72. Hugo PEROSA;

73. Anabela ALDANONDO;

74. Guillermo MOSTOL;

75. Raúl REYES;

76. Marcela RIPOLI;

77. María del Carmen PEÑA;

78. Ángel GRACIANO;

79. Sol GONZALEZ;

80. Cintia LUJANA;

81. Ernesto PAILLALEF;

82. SALERNO ERCOLANI;

83. Delfina SUPISICHE;

84. Fernando TORRILLATE;

85. Gustavo TRAVERSO;

86. Pablo Oscar VERA;

87. Susana GUTT

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual