Se esfumó el impulso de ser emergente

Pese a que el gobierno lo tomó como una excelente noticia, los mercados siguen sin tomar demasiado en cuenta la celebrada recalificación de la Argentina.
(Foto: AFP)
26 de Junio de 2018

Este martes el gobierno pagó una tasa de interés más elevada que el mes pasado para tomar dinero prestado. Además, la Bolsa acumula una caída del 8% desde el miércoles 20, cuando se conoció la decisión de la consultora Morgan Stanley Capital Investment (MSCI) sobre nuestro país.

En concreto, el Ministerio de Hacienda y Finanzas debió aceptar una tasa de interés del 4,45% para colocar Letras del Tesoro (Letes) en dólares a 238 días. Fue la compensación que le pidieron para prestarle U$S 462 millones que deberán ser devueltos el 22 de febrero del año que viene. En las anteriores emisiones de Letes, en mayo y a comienzos de este mes, había convalidado tasas de 4,3% y 4,2% respectivamente. En tanto, la tasa por un plazo más corto (105 días) fue del 3,69% y así Hacienda captó U$S 299 millones más.

En el sector bursátil, el índice Merval quedó en 28.473,48 puntos, con una caída del 1,2% en la ronda del martes. Es la tercera baja consecutiva, a pesar de que se suponía que las acciones de las empresas argentinas tendrían una mayor demanda a partir de la decisión del MSCI, que sirve como aval para que fondos extranjeros realicen inversiones en nuestro país. Hasta ahora esa predicción no parece concretarse. El dólar cerró la jornada a $ 27,73 en su versión minorista, con una suba de siete centavos, mientras que los U$S 100 millones que subastó el Banco Central por cuenta del Tesoro (con los fondos enviados por el Fondo Monetario) se vendieron a un promedio de $ 27,08.

Un termómetro más efectivo es la evolución de los ADR, o acciones de empresas argentinas que cotizan en Wall Street. De los veinte ADR, 15 cayeron, cuatro subieron en su cotización y uno se mantuvo sin cambios. Los ADR son los únicos activos financieros vinculados a la Argentina que serán incorporados por ahora a los índices MSCI. De ahí que su marcha sea más significativa, incluso, que la de la Bolsa porteña.

Algunos ADR se derrumbaron. Es el caso del de TGS, que perdió 4,24% de su valor en una sola tarde. Central Puerto cayó un 3,55% y con pérdidas entre 2 y 3% se ubicaron Despegar, Corporación América, Irsa, Edenor y los bacos Macro y Supervielle.

En círculos financieros se atribuye esta nueva turbulencia en el horizonte financiero a la suba de la tasa de interés en Estados Unidos, que este mes fue elevada al 2%. Eso significa que otros mercados deben ofrecer tasas significativamente mayores para competir con los que emite ese país. De hecho, con las cotizaciones de este martes, el índice de riesgo país que elabora el JP Morgan subió a 560 puntos básicos. Esto significa que los bonos argentinos bajaron su precio hasta ofrecer una tasa que supera en 5,60% anual a los estadounidenses: es el nivel de equilibrio al cual los ubicó el mercado.

Como si fuera poco, el Banco Central volvió a mantener la tasa de referencia en 40%. Así lo resolvió el Comité de Política Monetaria de la entidad que preside Luis Caputo. Ese elevado nivel, que restringe las posibilidades de las pequeñas y medianas empresas de tomar créditos, fue mantenido por “la presencia de riesgos de mayor inflación a la esperada en caso de un traspaso del tipo de cambio a los precios minoristas mayor al previsto”. De todas maneras, el Central anticipó que seguirá operando en el mercado secundario de Lebac para ir ajustando la tasa de interés.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS