Sebastián Kohan: "Panzeri es cada vez más actual y necesario"

El director estrena un documental que recrea vida, obra e influencia del mítico periodista deportivo. "Buscando a Panzeri" ya está disponible en www.puentesdecine.com

30 de julio de 2020

Desde hoy ya está disponible Buscando a Panzeri, el entretenido, cautivante y reflexivo documental de Sebastián Kohan Esquenazi sobre uno de los personajes más míticos y menos conocido del periodismo argentino: Dante Panzeri. “Soy realmente futbolero pero vengo de la sociología -cuenta Kohan-. Desde la sociología y la edición de libros, Panzeri aparece como una figura especial para atacar dos frentes al mismo tiempo: uno el tema de la teoría crítica social en general, casi una teoría de la Escuela de Frankfurt en cuanto a la crítica a la modernidad, al mecanicismo y al intento de controlar a la sociedad, y otra una manera de entender el fútbol: más libre, más lúdico, más ofensivo, más juego, todo lo que por cierto en Argentina se viene hace muchos años destruyendo.”

Cuenta Kohan en su film que conoció a Panzeri a partir de buscar el libro Fútbol, dinámica de lo impensado para reeditar. “En ese momento contactamos a la familia y la hija me contaba que cuatro personas lo habíamos hecho al mismo tiempo después de 30 años de que no la había contactado nadie. Eso fue 2009/10. Parecía casualidad pero fue más causal que otra cosa: el mundo está queriendo a alguien para volver a retomar una crítica contundente, y ése es Panzeri.”

-Dado tu perfil sociológico, ¿por qué no incluiste a algún cientista social?

-Creo que el valor de Panzeri es que hace una teoría crítica desde el fútbol. Los sociólogos hacen una teoría crítica desde la sociología y van cambiando de tema. Entonces no es lo mismo que un sociólogo hable de la migración, que lo haga un migrante desde su experiencia y desde ahí logre generar una teoría; son diferentes enfoques, distintas perspectivas y terminan siendo diferentes productos.

-La película, sin resaltar el simbolismo, hace hincapié en el momento en que muere, que es abril del 78. Y uno piensa: menos mal que no vio el Mundial.

-Todo lo que hubiera visto después habría sido peor. En uno de los textos que compila Matías Bauso [Dante Panzeri (dirigentes, decencia y wines)], alguien dice: “Cada vez que veo algo pienso: ¿Qué diría Panzeri? Esa pregunta es como volver a un periodismo crítico de base, sin dar por asumido un montón de cosas que uno naturaliza y que en realidad son una mierda.

-Con la distancia que tenemos de ese tiempo y con todos los trabajos que se hicieron al respecto del Mundial 78 y la dictadura, ¿Panzeri es la voz de un mundo que muere?

-Hay una frase en la peli que dice Ezequiel Fernández Moores: “Panzeri estaba fuera de su tiempo, pero estaba dentro de todos los tiempos”. Para mí es lo más parecido a un librepensador que conocí, pese a que tenía muchos rasgos conservadores que no pega con nada con un librepensador. Pero jugaba por su camino y eso para mí es un libre pensador, en un mundo donde las ideologías determinan tu pensamiento, que decís tres palabras y ya sabés un poco de qué lado estás. El tipo está fuera de su tiempo, lo cual implica mucho inteligencia y muchísima valentía. Y como su crítica era muy de base, muy trascendental, entonces al mismo es una crítica que no tiene época: puede funcionar en cualquier momento. Y como la mediocridad del deporte, el exceso de mercantilización y el exceso de todo lo malo sólo se intensifica, Panzeri es cada vez más actual y más necesario.

Buscando a Panzeri comienza con bastante protagonismo de Kohan, que con sutileza se va diluyendo. “No se podía hacer una peli de Panzeri sin mostrar que no había nada de Panzeri. Si yo no retrataba la búsqueda y sólo mostraba lo encontrado, habría parecido como que de Panzeri ya había todo. Del Gordo Muñoz está todo, todos saben quién es. Después hay una cuestión narrativa más del lado del cine: encontrarle una trama y sacarla del reportaje más tradicional.” Incluso dedicó mucho tiempo a entrevistar a muchos conocidos suyos. “Soy medio argentino-chileno-mexicano, no tengo equipo de fútbol. Hice 20 entrevistas a gente que me conoce mucho y decían que Buscando a Panzeri podía ser una especie de hogar mío, un equipo de fútbol; desde ese lugar de falta, de ausencia de colores maternos, yo buscaba a Panzeri. Esa era una linda película, pero lo que pasa es que Panzeri es demasiado personaje como para que yo me ponga por encima de él (risas).”

-¿Qué queda hoy de Panzeri?

-Cuando vine a la Argentina creí que había llegado muy grande, entonces no había escuchado de Panzeri jamás. Pero empecé a notar que no era que yo había llegado tarde, sino que era un personaje que sido muy olvidado. Asumiendo que el olvido no es blanco y negro, los viejos lo aman y a los estudiantes de periodismo le suena, pero nadie leyó su libro: estuvo 30 años sin editarse. Lo que me pareció fascinante fue la figura de paria; me fascinan estas figuras sobresalientes que terminan siendo eliminadas por su propia sociedad porque nunca son convenientes. Me fascinó su nivel de crítica y el hecho de que siendo tan bueno lo que hacía haya sido enterrado en la memoria social. Su olvido arroja mucha luz sobre la sociedad Argentina.

Buscando a Panzeri, de Sebastián Kohan Esquenazi. Estreno 30 de julio en www.puentesdecine.com (Ingresando en "Sala de cine virtual". El pago de la entrada de $ 160 se hace vía Mercado Pago, tarjeta de débito o crédito.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual