Señalizaron el ex centro clandestino de detención "El Campito”, en Campo de Mayo

Organismos, familiares y sobrevivientes colocaron un cartel para recordar que allí se cometieron delitos de lesa humanidad. Rechazo a la creación de una reserva ambiental. 
(Foto: HIJOS Lomas de Zamora)
30 de septiembre de 2019

Organizaciones de derechos humanos, familiares y sobrevivientes de la última dictadura señalizaron el ex centro clandestino de detención El Campito”, que funcionó en Campo de Mayo, como un lugar de memoria donde se cometieron delitos de lesa humanidad.

“A 43 años del golpe de Estado, poder señalizar el lugar es una victoria incalificable de los organismos de derechos humanos. Desde mi lugar de sobreviviente y desde la organización HIJOS creo que es importante que toda la sociedad conozca que en este lugar funcionó un centro clandestino", expresa Juana Eva Campero, sobrevivientes de Campo de Mayo e integrante de H.I.J.O.S Lomas de Zamora. Juana Eva es de Juan Carlos Campero y Haydee García Gallo. Fue secuestrada junto a ellos en enero del 78 y luego fue liberada, pero sus padre aún continúan desaparecidos.

El domingo por la tarde, cientos de personas se hicieron presentes para acompañar a familiares y sobrevivientes de aquel lugar donde además de El Campito funcionaron otros tres centros clandestinos de detención, una maternidad clandestina en el Hospital Militar, se realizaron vuelos de la muerte y se planificó la represión ilegal sobre instalaciones fabriles como la empresa Ford.

“Por este lugar pasaron más de cinco mil compañeros que fueron detenidos y los seguimos buscando. Funcionó una maternidad clandestina y contó con detenidos menores de edad, de los cuales una fui yo. Fue la última vez que vi a mis padres con vida”, cuenta Campero.

Durante el acto, también se rechazó el intento del gobierno nacional de instalar allí una reserva natural. “Cómo Hijos  y sobreviviente exigimos que El Campito de Campo de Mayo sea un Espacio para la Memoria y no un lugar de esparcimiento como quiere (Mauricio) Macri, que sus negocios inmobiliarios los haga en otro lugar. La Memoria no se negocia”, manifestó la sobreviviente.   

Explicó además que el lugar se siguen realizando trabajos para la búsqueda de restos por parte de un cuerpo de antropólogos. "En el lugar se realizaron rellenos en el terreno y por tal motivo es de suma importancia el trabajo que se realiza en el suelo”, agrega. 

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual