Separaron al secretario de Ercolini por maltratar a un policía

Se filtró un audio del funcionario en el que insulta a un agente por despertarlo a la madrugada. El juez lo apartó e inició una investigación por la escucha ilegal.
9 de Diciembre de 2016

Tras conocerse un audio del secretario del juzgado de Julián Ercolini en el que insultó y maltrató a un agente de la policía que lo despertó a la madrugada por una detención provocó la separación del cargo del funcionario judicial y una investigación judicial.

A través de un comunicado, el juez informó la separación del secretario Federico Fornasari. "Ante la difusión de la grabación de un diálogo telefónico entre dos personas, una de ellas sería un secretario del juzgado a mi cargo y la otra un agente de la Policía Federal Argentina; en razón del contenido y del modo en que transcurre la misma, he decidido en el día de la fecha la inmediata separación preventiva de dicho secretario del rol de articulación con las fuerzas de seguridad durante el turno del juzgado y el esclarecimiento de la cuestión", señaló Ercolini.

Además, informó que ordenó la formulación de una denuncia “en razón de haberse concretado y difundido una escucha telefónica ilegal, pudiendo constituir un delito de acción pública”.

En el audio puede escucharse a Fornasari insultar en varias ocasiones al agente de la Policía Federal que lo llamó a las 2.30 de la madrugada por la detención de una persona con dosis de cocaína.

“Y por esta boludez me llama a las 2 y media de la mañana”, le dice el funcionario judicial al ser consultado por el procedimiento en el marco de la implementación de la ley de Flagrancia.

"Estoy de turno desde el jueves. Estoy organizando un sistema. Los que me llaman a esta hora por pelotudeces, lo anoto. Los tengo anotados”, se escucha decir al secretario.

"Rompe las bolas al fiscal y me rompe las bolas a mí. Esto no es flagrancia, se lo dije 700 millones de veces. Ya anoto acá cual es la comisaría. Ya hablaremos mañana. Entonces la flagrancia sabe qué es? Es un perfume la flagrancia. Estaba durmiendo y me cagó la noche. Salen a hacer prevenciones y no tienen ni la más puta idea. ¿Qué tenía? ¿Un kilo de merca? ¿Qué tenía también? ¿20 revólveres con numeración suprimida? ¿Qué vamos a hacer? ¿Le vamos a hacer allanamiento? Le vamos a hacer la casa?”, le preguntó

“No, doctor”, le contestó el policía. "Haga lo que tenga que hacer y si no hay impedimento, soltura”, le respondió Fornasari. “Muy bien doctor”, se despide el agente, a lo que el secretario remata: “Hasta mañana, la concha de su madre".

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS