Sesión histórica: ante el posible rechazo, se negocia un plan B de despenalización

El rechazo al proyecto suma 38 votos. Ante ese escenario, diputados y senadores que se manifestaron a favor del de la IVE buscan una alternativa para "no irse con las manos vacías". Se negocia contra reloj. La votación será cerca de la medianoche. 

(Foto: Soledad Quiroga)
Por Agustín Alvarez Rey - @alvarezrey
8 de Agosto de 2018

“El rechazo al proyecto tiene una mayoría consolidada”, dijo el titular del bloque del Peronismo Federal en el Senado de la Nación, Miguel Ángel Pichetto y pareció sentenciar la suerte de la discusión sobre el aborto en el Congreso por lo menos durante 2019. Sin embargo, como la política es el arte de lo posible, ante el inexorable rechazo de la media sanción que llegó de Diputados los impulsores de la legalización apuestan a un plan B: tratar sobre tablas la despenalización.

“No nos podemos ir hoy con las manos vacías”, sentenció una de las diputadas que operaron fuerte por el avance del proyecto mientras seguía el comienzo de la sesión desde el Salón de las Provincias del Senado.

Así las cosas, las mujeres del pañuelo verde intensificaron sus charlas, que habían comenzado el martes por la tarde con los senadores que rechazan el proyecto que viene de Diputados.

Si bien está claro que la despenalización y la legalización no son lo mismo para las impulsoras del proyecto, que el aborto quede fuera del código penal es un avance.

La principal diferencia es que la legalización incluye el aborto dentro del PMO y las instituciones médicas estarán obligadas a realizar la práctica. En cambio, con la despenalización no hay obligación y el Estado no garantiza el acceso, pero no hay pena por llevar adelante el aborto.

También podés leer: Alperovich anunció que votará en contra y se consolida el rechazo al aborto legal

La sesión comenzó sin sobresaltos a las 10:45. Los miembros informantes se apegaron a las formas y a sus posiciones. No hubo sorpresas.

A lo largo de la sesión está previsto que hablen 55 oradores antes de que cada bloque haga su cierre. Si se respetan los tiempos el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo se votará cerca de la media noche pese a que las recomendaciones por parte del operativo de seguridad eran que la sesión no se extienda más allá de las 22 horas.

En ese marco, se espera que la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quién llegó luego de dos horas de comenzado el debate, hable en nombre de su bloque poco antes de las 23.

En el comienzo de la sesión, el rechazo al proyecto que fue aprobado en Diputados tiene 38 votos, mientras que tan sólo cuenta con 31 a favor. Por eso, ante el intento de no irse con las manos vacías las impulsoras de la legalización trabajan contrarreloj para habilitar sobre tablas un proyecto de despenalización luego de la votación.

Para lograr el objetivo los senadores tendrán que mantener el quórum y lograr que dos tercios de los presentes acompañen para habilitar el debate.

Al cierre de esta nota los principales referentes de los bloques mayoritarios del Senado veían difícil la posibilidad de avanzar en ese escenario. Sin embargo nadie se animaba a descartarlo de plano.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS