"Si (Maldonado) se hubiera entregado, estaría vivo", sostuvo el gendarme Echazú

Imputado en la causa por la muerte de Santiago, el subalferez que participó de la represión a la comunidad mapuche de Cushamen se desligó del caso.
4 de Diciembre de 2017

El subalférez Emmanuel Echazú, el único gendarme imputado por la muerte de Santiago Maldonado durante la represión que realizó la fuerza en la comunidad mapuche de Cushamen, habló por primera vez a cuatro meses del hecho.

En diálogo con Clarín, el gendarme de mayor rango que llegó a la orilla del río Chubut, aseguró: “Si lo hubiéramos visto ahogándose -a Maldonado- lo habríamos auxiliado. Si se hubiera entregado, lo habríamos aprehendido y puesto a disposición de la Justicia. Estaría vivo”.

Echazú recibió un piedrazo en el rostro y figura en el registro fotográfico de la represión a la Pu Lof de Cushamen con heridas en la cara, aunque todavía se desconoce si se las hizo en el corte de ruta o en el interior de la comunidad.

“No me hubiera tomado revancha, eso es una locura”, dijo sobre las heridas y señaló: “Tengo una herida en el pómulo, el resto que se ve es sangre y Pervinox que me puso el enfermero”. 

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS