Sida: 6.500 nuevos casos por año en la Argentina

Lo afirma un estudio anual del Ministerio de Salud de la Nación. En el país viven alrededor de 120 mil personas con VIH, pero el 30% lo desconoce. Se celebra el Día Internacional del Sida.
1 de Diciembre de 2016

En el marco de la celebración del Día Internacional del Sida, el Ministerio de Salud de la Nación emitió, como lo hace anualmente desde 1993, el Boletín sobre el VIH-Sida e ITS en la Argentina, que arrojó una vez más que cada año se siguen reportando alrededor de 6.500 nuevos casos de personas infectadas. Si bien el valor se mantiene igual que en los últimos años, a nivel nacional, el informe destaca que “se redujeron ligeramente los diagnósticos reportados en el Área Metropolitana de Buenos Aires y aumentaron en todas las restantes regiones del país”.

El estudio se centra en el análisis de tres líneas principales: personas que viven con VIH en el país; personas que contraen el virus por año; personas que son diagnosticadas y notificadas al año. Según la investigación, en la Argentina viven alrededor de 120 mil personas con VIH, de las cuales el 30%, (36 mil) desconoce su situación. Del 70% que sabe de su padecimiento, el 81% (68 mil) están en tratamiento y de ellas, siete de cada diez se atienden en el sistema público.

Por otra parte, el estudio informa que cinco de cada 100 bebés de madres con VIH son diagnosticados con el virus, de un total de alrededor de 1600 mujeres infectadas que dan a luz por año. Esta tasa se mantiene estable desde 2013. Otra de las líneas de investigación principales analizó la forma de transmisión del virus. Según el Boletín sobre el VIH-Sida e ITS en la Argentina, “en cuanto a las características de las personas diagnosticadas entre 2013 y 2015, más del 90% adquirieron la infección durante prácticas sexuales desprotegidas; en el caso de los varones, la mitad con mujeres y la otra mitad con varones” y detalló que “por cada nuevo diagnóstico de mujeres se producen dos de varones”.

Además, la media de edad de diagnóstico es de 32 años para mujeres y 33 para varones, “lo que implica una reducción de la brecha entre ambos sexos”. Por otra parte, el informe especifica que el 20% de los diagnósticos se producen en personas menores de 25 años, el 21% en personas de 45 años o más, y que el nivel de instrucción aumentó en ambos sexos, “especialmente en los varones, entre quienes uno de cada tres tiene estudios superiores”, dicen.

Otro dato alarmante es que no se observan cambios en relación a lo informado en los últimos años acerca de que el 32% de los varones y el 23% de las mujeres se diagnostican cada año en forma tardía y que la tasa de mortalidad por Sida en 2014 se ubicó en 3,4 por 100 mil habitantes.

Según Gustavo Granella Lucero, presidente de la Red Argentina de Personas con VIH/Sida (REDAR+), “en los últimos dos años, Argentina retrocedió en la lucha contra el sida, y así será imposible cumplir con el compromiso asumido de estrategia 90/90/90 si hay falta de preservativos, folletos y testeo rápido para VHI”. Las metas 90/90/90 a las que se ha comprometido el país son: lograr que para el año 2020 el 90% de las personas infectadas conozcan su situación, que el 90% esté en tratamiento y que el 90% de estas últimas tenga una carga viral indetectable.

Además, los datos difundidos por REDAR+ (de los cuales algunos se apoyan en los números oficiales) estiman que en la Argentina mueren entre 1400 y 1800 personas con VIH por año y que estas cifras no incluyen a los fallecimientos por subregistro de enfermos con esta patología.

Finalmente, REDAR+ afirmó, entre otras de sus preocupaciones, que durante 2015, “Argentina criminalizó a las personas con VIH” y que “estos individuos no pueden cubrir la canasta básica total ni ingresar al mundo laboral porque los exámenes pre ocupacionales se lo impiden”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS