"Siempre tratamos de ser sinceros a lo que nos sale"

Este viernes "Las Ligas Menores" presenta en Niceto Club su nuevo simple "Ni una canción", y su tecladista, Nina Carrara, cuenta cómo evolucionó la banda que ya prepara su tercer disco.
26 de Enero de 2017

La banda Las Ligas Menores, integrante de la escudería Laptra junto a Bestia Bebe, se presentará este viernes en la Fiesta Invasión, en Niceto Club, donde mostrarán canciones de sus discos y el nuevo simple "Ni una canción".

El grupo se formó en 2011 y editó dos discos y un par de EPs, y está formado por Anabella Cartolano en guitarra y voz, Pablo Kemper en guitarra y voz, María Zamtlejfer en bajo y voz, Micaela García en batería y Nina Carrara en teclados.

La banda ha recibido profusos elogios de Santiago Motorizado y de varias figuras del indie local, y este año edito un simple con tres temas que se pueden escuchar en su bandcamp. Además, preparan un nuevo disco.

La tecladista Nina Carrara charló con Télam sobre la banda y su nuevo disco:

-¿Cómo nace la banda?

-La banda nació en un encuentro entre amigos que querían juntarse a tocar simplemente por el hecho de hacer canciones. Empezaron Pablo, Mica y Luli (Zamtlejfer) que antes tenían una banda con otra gente y que estuvieron un tiempito tocando ellos tres solos. Después un día la invitaron a Ani, que era amiga de Luli, la bajista. La invitaron a un ensayo y Ani tenía un par de canciones escritas, Luli también, se dio muy rápido la química entre los cuatro y después de un tiempito me llamaron a mí para tocar teclados. Surgió así, como un grupo de amigos que quería juntarse a tocar por el hecho de tocar. Empezamos a hacer canciones, las empezamos a compartir y a la gente le empezó a gustar, y así empezamos a crecer.

-Este simple que lanzaron, ¿qué diferencias tiene con el anterior y qué están buscando para el nuevo disco?

-Este simple, a diferencia de los otros discos que grabamos, tiene bastante más preproducción. Desde el comienzo, en los ensayos empezamos a pensar el disco que íbamos a grabar. En los otros simples o discos que grabamos teníamos menos experiencia y hacíamos más lo que podíamos.

-¿En lo músical, qué quieren que incluya el nuevo disco? ¿Hay una cuestión lúdica?

- Hay algo que no queremos perder, que es sentir que siempre somos genuinos a lo que nos sale. No pretendemos ser algo que no somos ni tampoco tenemos grandes aspiraciones en ese sentido. En la búsqueda musical no sé, siempre tratamos de ser sinceros a lo que nos sale. También creo que al estar grabando en estudios más importantes, el simple este lo grabamos en Romaphonic, hace que cambie el sonido de lo que hacemos. En ese sentido, el disco nuevo va a sonar mucho más potente porque tenemos más herramientas para grabarlo que antes.

-¿Se siente un poco más de comodidad al ver que hay una buena camada de bandas con mujeres que están surgiendo en Argentina?

-Sí, aunque nosotras desde el principio no sufrimos una diferencia por ser una banda mayoritariamente de mujeres. La escena siempre se nos abrió, siempre pudimos tocar bien, siempre tocamos con bandas mayormente de hombres pero en ningún momento sentimos ninguna diferencia a la hora de tocar o de mostrar lo nuestro. Obviamente, es buenísimo que cada vez se diversifique más la escena pero por suerte nunca vivimos una diferencia. Eso nos hizo sentir siempre bastante cómodas en la escena. Pero igual es genial, ahora puede tocar cada vez más gente y está bueno que hoy en día es bastante fácil difundir lo que uno hace. No importa si seas hombre o mujer, si tenés una banda y hacés música la podés compartir y hay mucha gente que le va a gustar.

-¿Cómo toman eso esa notoriedad de que te inviten a tocar al Konex, que de alguna manera te bendicen Bestia Bebé y El Mató y a la vez difunden el disco y empiezan a aparecer los comentarios de la gente común que no necesariamente tiene una banda. ¿Cómo toman eso y cómo reaccionan que a partir de ahí la cosa se pone más seria?

-Nunca dejamos de sorprendernos nosotros. Quizás hay a mucha gente que tiene que empujar más para que suceda lo que pasó con nosotros. Creo que se dio una combinación de suerte con conocer justo a la persona indicada en el momento indicado y con que a la gente le gustaba lo que estábamos haciendo. Pero siempre nos sorprendió, sobre todo porque era algo que no nos esperábamos ni siquiera cuando estábamos tocando los temas en el ensayo y grabando. No teníamos ninguna expectativa y de repente que la gente empiece a escuchar los temas, le guste y te vayan a ver es una cosa increíble. Y sí, a partir de eso empezamos a pensar en grabar un disco en serio después de esa fecha en el Konex. En realidad, primero tocamos por mucho tiempo y empezamos a tocar temas nuevos. Recién en el 2014 grabamos el primer disco, que se llama “Las Ligas Menores” y que llevó bastante tiempo de tocar y tocar. Lo que más hacíamos en los primeros discos era tocar. Está bueno, porque también vas tanteando qué es lo que más le gusta a la gente o qué es lo que más disfrutás vos tocar. También un tema va tomando bastantes formas, lo podés ir trabajando en vivo que no es lo mismo que hacerlo encerrado en una sala de ensayo. Ahora igual estamos haciendo el proceso inverso: antes tocábamos un montón de veces y después grabábamos el disco, y ahora estamos haciendo temas nuevos y no los estamos tocando en vivo.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS