Sigue la ola de ocupaciones de fábricas contra los despidos

Los trabajadores de la metalúrgica Siderar en Ensenada y del Ingenio San Juan en Tucumán tomaron las instalaciones de las empresas. El método que se extiende contrasta con la pasividad de la CGT.

Por Alfonso de Villalobos - @alfondevil
30 de Enero de 2019

Dos nuevas fábricas fueron ocupadas por los trabajadores esta semana en respuesta a despidos y ajustes de las patronales. No se trata de pequeñas plantas o talleres sino de grandes compañías con décadas de producción en el país.

De esta forma se suman a los conflictos en la gráfica Interpack, la textil Sport Tech, la aceitera Cofco (ex Nidera) y otras que, en lo que va del mes de enero, adoptaron la modalidad de ocupaciones y acampes en las puertas contra cierres, vaciamientos y despidos.

En primer lugar se trata de la planta que Siderar tiene en la localidad bonaerense de Ensenada que fue ocupada de inmediato luego del anuncio del despido de seis empleados de mantenimiento.

Además, en el norte del país, en la provincia de Tucumán, el Ingenio San Juan fue tomado por sus trabajadores luego de siete meses de negociaciones para que la empresa pague los salarios que adeuda. La medida fue acompañada por una movilización masiva de 900 personas que se solidarizaron con la lucha de los trabajadores luego del fracaso de las negociaciones con el gobierno provincial a quien los obreros reclaman que “designen un arrendatario o le entreguen el ingenio para su explotación a un empresario solvente y responsable”.

Las ocupaciones son la contracara de un proceso creciente de cierres en el sector industrial. Sólo entre octubre de 2017 y octubre de 2018 1.328 firmas industriales tramitaron su baja en la AFIP.

La metodología adoptada, al mismo tiempo que expresa la radicalización de los trabajadores a la hora de defender sus puestos de trabajo, refleja la atomización a la que la pasividad de la CGT condena a los conflictos mientras evita una acción centralizada y de conjunto para revertir una situación que tiende a generalizarse. Las ocupaciones son la contracara de un proceso creciente de cierres en el sector industrial. Sólo entre octubre de 2017 y octubre de 2018 1.328 firmas industriales tramitaron su baja en la AFIP.

La metodología adoptada, al mismo tiempo que expresa la radicalización de los trabajadores a la hora de defender sus puestos de trabajo, refleja la atomización a la que la pasividad de la CGT condena a los conflictos mientras evita una acción centralizada y de conjunto para revertir una situación que tiende a generalizarse.
Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N