Sin la presencia de la oposición, vuelven a contar votos en Honduras

Para la Alianza Oposición contra la Dictadura, "no tiene sentido revisar un poco más de un millar de actas, cuando en realidad hay 5200 irregulares".
4 de Diciembre de 2017

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Honduras inició hoy el escrutinio especial de más de un millar de actas de los comicios presidenciales del domingo pasado, sin la presencia del principal partido de oposición, cuyos simpatizantes volvieron a protestar en las calles.

El conteo comenzó luego de las 15 (las 18 en la Argentina), después de que autoridades del TSE se reunieran con el jefe de campaña de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, el ex presidente Manuel Zelaya, quien rechazó que representantes de esa fuerza presenciaran el escrutinio.

Finalmente, tras la negativa de la Alianza, cuyo candidato presidencial es Salvador Nasralla, el TSE resolvió iniciar el escrutinio.

En cambio, el conteo era presenciado por observadores electorales locales y de la Unión Europea (UE) y la Organización de Estados Americanos (OEA).

El presidente del TSE, David Matamoros, explicó que el escrutinio se realizaría en 42 mesas que procesarían de 90 a 100 actas por hora, y prometió que oportunamente se irían difundiendo los resultados.

Mientras el escrutinio inicial se iniciaba, miles de simpatizantes de la Alianza se manifestaban en las calles contra el supuesto “fraude” del TSE para favorecer a Hernández y perjudicar a Nasralla, quien participó de las protestas.

Nasralla sostuvo que "no tiene sentido" revisar un poco más de un millar de actas y exige el recuento de 5.200 de tres departamentos hondureños.

Las manifestaciones tenían lugar en las principales ciudades del país, convocadas por Zelaya, quien fue derrocado en 2009 cuando alentaba el llamado a una asamblea constituyente con el objeto de introducir la reelección presidencial en la carta magna.
Aun cuando no hubo reforma constitucional, Hernández puso postularse a la reelección inmediata gracias a un fallo judicial.

El domingo pasado, los comicios fueron cerrados sin que se publicaran resultados oficiales y un primer boletín, que fue emitido en la madrugada del lunes y tardó más de 12 horas en ser actualizado, adjudicó la victoria parcial a Nasralla.

Sin embargo, ante la presunción de que los votos procesados provenían de los principales centros urbanos y las zonas rurales eran favorables a Hernández, los dos principales candidatos se proclamaron ganadores.
El conteo oficial de los votos avanzó muy lentamente durante la semana y en un momento se revirtió, hasta dejar a Hernández, con 42,92% de los votos, por encima de Nasralla, con 41,42%, con 94,35% del escrutinio completado.
En el ínterin hubo protestas en cuyo contexto murieron al menos siete personas, tras lo cual Hernández decretó ayer el estado de excepción (sitio) con toque de queda a partir de las 18 y con vigencia por diez días.

En ese contexto, el papa Francisco deseó hoy que la situación pueda resolverse de manera "pacífica".

"En mi oración recuerdo de manera especial también al pueblo de Honduras, para que pueda superar de modo pacífico el actual momento de dificultad", dijo el pontífice después del habitual rezo del Ángelus ante miles de personas congregadas en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS