Somos muchos más que dos

La obra Así de simple retrata la conflictiva relación de pareja entre Clara y Joaquín. Dos personajes interpretados por seis actores.
13 de Enero de 2019

La reposición de una obra en nuestra cartelera teatral dice mucho más que un marcado interés por parte del público. Una propuesta que hace foco en la complejidad de las relaciones de pareja se relanza y alcanza su sexta temporada, una forma de seguir contando aristas y situaciones cotidianas donde el amor es el centro y muchos se pueden sentir identificados.

Así de simple, la pieza teatral que dirige Sofía González Gil y que escribió junto a Ignacio Bresso, recorre los laberintos que existen en los clásicos conflictos de pareja cuando se trata de llevar una relación hacia adelante, aunque también expone todo lo malo que sucede cuando ese objetivo simplemente es imposible de alcanzar.

El primer paso de este reestreno fue este miércoles en el escenario del Teatro Picadero (Pasaje Santos Discépolo 1857), la obra llega a este nuevo período luego de haber recorrido el extenso camino que representan los espacios teatrales independientes de Buenos Aires. En escena todo gira alrededor de la historia de Clara y Joaquín, quienes a poco de conocerse se enamoran y toman la decisión de irse a vivir juntos. La particularidad de Así de simple es que ambos personajes son interpretados por seis actores que develan diferentes características de cada uno de los personajes.

"Volver a estrenar una obra en estos tiempos es difícil, sobre todo porque vivimos en un contexto social y teatral muy duro. Pero lo vivimos bien porque hace mucho que queríamos pasar a una sala grande como la del Picadero. En realidad soñábamos con poder tener una obra ahí, por eso esta oportunidad nos tiene muy felices, muy contentos", afirma Manuela González Gil.

La propuesta nació hace pocos años atrás, a raíz de la observación de sus creadores en sus propias situaciones de pareja. "A la obra la escribimos con Ignacio Gresso alrededor de 2012. La génesis, el comienzo de todo esto se trata de la vida misma –sobre todo porque es una obra que habla del amor– pero no es algo que tenga características simples. De ahí sale el título y su ironía con respecto al amor, porque se trata de un sentimiento que de a ratos se siente fuerte y a veces no, que fluye, que se ataja en otras o simplemente se desgasta. Con Ignacio somos amigos desde muy chicos y siempre tuvimos y tenemos charlas filosóficas sobre el amor y todas sus infinitas variables. De todo eso salió nuestra primera obra, que es esta y que se llama como se llama", sostiene González Gil.

Ahondando en su dinámica interpretativa, Así de simple se centra en la vida de dos personajes claramente definidos. En este contexto, la pareja se encuentra recorriendo una instancia conflictiva típica de una relación de a dos. "Para nosotros, que escribimos el guión, la idea de representar una multiplicidad de personajes para interpretar sólo a dos se constituyó desde un principio en el corazón principal de la obra. Queríamos ver cómo un personaje actúa desde adentro para tener la posibilidad de verlo desde afuera también. Hay un actor que interpreta la parte emocional del personaje, otro que exhibe la más impulsiva, otro su costado animal, pero también otro que juega con la parte infantil que en algún momento todos solemos tener en algún momento. Hay mucho humor y sensibilidad puestos en un juego de tres voces hablando al mismo tiempo; lo que uno quiere decir y lo que en verdad se dice también está presente. En resumen, hay bastante de instancia lúdica puesta en todo esto que hacemos sobre el escenario", aclara la autora.

Para Manuela, en realidad todo lo que fluye en Así de simple se vincula con historias habitualmente simples en el marco de una relación de pareja, pero que no por eso en nada nos afectan como individuos: "Todo fluye por parte de una observación muy cotidiana. Más allá de su rol como actor en la obra y autor al mismo tiempo, Ignacio es psicólogo. De esa forma aportó conocimientos muy propios de la psiquis humana. Todo viene en realidad de cosas que ambos vivimos cada uno por su lado y de nuestras experiencias cotidianas. Surge entonces un efecto de identificación muy grande porque son situaciones que alguien vivió alguna vez y que los espectadores advierten naturalmente". «

Así de simple 

Escrita por Manuel González Gil e Ignacio Bresso. Dirección: Manuela González Gil. Miércoles a las 21 en Teatro Picadero, Pasaje Santos Discépolo 1857.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N