Superclásico día 6: las primeras voces, entradas, cábalas de concentración y la locura de Paredes en Rusia

A sólo cuatro días del partido de ida de la final de la Copa Libertadores entre River y Boca, la efervescencia continúa creciendo.

6 de Noviembre de 2018

El ritmo de las noticias que surgen en torno del superclásico inédito va al compás de los nervios de los hinchas xeneizes y millonarios. Este martes, al menos, además de noticias disparatadas sobre entradas, cuestiones climáticas y otras laterales que nada tienen que ver con el fútbol, aparecieron las voces de los protagonistas.

En Núñez: Jonathan Maidana y Franco Armani, dos de los hombres en los que se tendrá que apoyar River para salir airoso de la Bombonera, fueron los primeros en hablar después de las declaraciones de Marcelo Gallardo el último viernes. Maidana, sin Ponzio ni Gallardo en la cancha por estar suspendidos, será la bandera visitante. Además de ocuparse de Pavón, Villa, Benedetto y Ábila, el defensor deberá estar pendiente de no recibir otra amarilla que lo deje afuera del partido de vuelta. Como él están Borré, Pratto, Enzo Pérez, Pinola y Pity Martínez. “Uno no puede pensar en eso. Hay que jugarlo con agresividad, con atención, como se juegan estos partidos. Es un detalle para estar atento, hoy hay muchas cámaras, informantes, hay que tener cuidado”, dijo el zaguero. 

En La Boca: Por el lado del equipo que será local en el primer partido de esta final histórica, el que tomó la palabra fue su capitán Pablo Pérez. El mediocampista aseguró que un partido como este “no se disfruta” por todo el clima que se genera en la previa y por la seriedad con la que les toca preparar este juego: “Pienso en el partido para que no se nos escapen detalles, disfruto muy poco”. Pérez fue protagonista en algunas de las victorias más resonantes –Libertadores 2015 y Supercopa 2018- que River consiguió en los cruces directos ante Boca. Al ser consultado si el Millonario se agranda en estas situaciones, no ocultó su fastidio por la pregunta: “Eso es algo que corre para los de afuera no para nosotros. A mí nadie me gana de guapo: yo entro a la cancha, juego al fútbol y hago lo que tengo que hacer”.

Concentradísimo: River confirmó este martes que repetirá una costumbre que tiene Marcelo Gallardo para este tipo de partidos definitorios y que ya se ha vuelto una cábala: concentrar en el Sofitel varios días antes del partido, para que sus jugadores se aíslen y empezar a jugar el clásico desde la cabeza. El plantel pasará las noches del miércoles, jueves y viernes concentrado. El Pity Martínez, con un cuadro febril, no se entrenó con sus compañeros.




Concentradísimo II: El Mellizo Guillermo Barros Schelotto también parece echar mano a las costumbres para este tipo de partidos. El entrenador decidió que el plantel debía concentrarse 48 horas antes para llegar enfocado de la mejor manera al partido ante River. En lugar de hacerlo en el hotel Madero, como lo viene haciendo los últimos años, Boca pasará la noche en el Hotel Intercontinental, el que supo ser la casa del Boca de Bianchi en los años dorados del club.

Vestuario visitante: Después de la novela que se armó por el mal manejo del Gobierno Nacional de la cuestión de los hinchas visitantes, ahora los dirigentes de Boca salieron a poner la lupa en el vestuario visitante de La Bombonera. En las últimas visitas, River decoró y ploteó el vestuario con los colores rojo y blanco, algunas frases motivacionales y fotos de los familiares de los jugadores. Es algo que suelen hacer los equipos cuando van a la cancha de su clásico rival, no sólo River y Boca. Sin embargo, este sábado no pasará. “El vestuario visitante es algo sagrado en la Bombonera. No puede venir cada equipo a hacer lo que quiere. Es una decisión de la Comisión Directiva que fue comunicada a Conmebol. Si River adorna el vestuario está incitando a la violencia”, aseguró el secretario del club Christian Gribaudo.

Entradas: Aunque suene paradójico porque Boca será el local el primer partido, ayer River empezó a vender las entradas para el partido del sábado 24. El club hizo el anuncio de manera sorpresiva, con una publicación en su página web: será solo para los socios que estén al día y tendrán tiempo de asegurarse el lugar hasta el domingo 11 a las 22. Claro: el Millonario tiene más socios que lugares en el Monumental. Por eso, las colas virtuales fueron numerosas y despertaron quejas entre los hinchas. En tanto, del lado xeneize también hubo polémica: si bien las entradas se podrán canjear para los socios recién a partir del viernes, hoy se supo que el Hotel Boca estaba vendiendo estadías junto a entradas con un valor altísimo: 110 mil pesos la noche junto a la Platea Norte Alta. Eso sí: si alguien decidía sacar dos paquetes el precio baja a 200 mil.

Paredes: Leandro Paredes, el mediocampista de la Selección que juega en el Zenit de Rusia, no sólo tiene de particular su pegada. Además, como se encarga de demostrar en sus redes sociales, es fanático de Boca, el club que lo formó hasta llegar a primera. El mediocampista fue expulsado ayer, sobre el final de un partido que su equipo ganó 1 a 0 ante Krylia Sovetov. Hasta ahí, nada particular. Pero los hinchas del Zenit empezaron a sospechar que Paredes había buscado la roja para tener el próximo fin de semana libre y poder viajar hasta Buenos Aires para estar en la Bombonera. De San Petersburgo a Buenos Aires hay unos 13.200 kilómetros. Una locura inverosímil, hasta que el propio Paredes dejó en claro en una nota con el canal Fox Sports que era cierto: viajará para estar en La Boca, aunque todavía no tenía aseguradas las entradas. Un detalle más: el siguiente partido del Zenit es el clásico ante el CSKA de Moscú.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS