Suspendieron al chofer que se negó a llevar a un joven por "gay y discapacitado"

La CNRT le quitó la licencia por 30 días y comenzó una investigación más profunda.
6 de abril de 2018

El chofer Leonado Benítez de la línea de colectivo 168 que se negó a llevar a un joven por “gay y discapacitado” fue suspendido por 30 días según informó la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT). La madrugada del sábado el conductor detuvo el ómnibus por cuarenta minutos y se negó a continuar el recorrido hasta que el joven no se bajara del vehículo pese a los reclamos de los pasajeros.

Luego de que Emanuel Moyano hiciera la denuncia en su página de Facebook, y luego la llevara ante la Defensoría del Público de la Ciudad de Buenos Aires y el INADI, la agresión se hizo pública y llegó a varios medios de comunicación. Es ahí cuando la CNRT toma cartas en el asunto: "Ante los hechos ocurridos el sábado pasado en el interno 3004 de la línea 168 y que son de público conocimiento, la CNRT suspendió de oficio la licencia profesional al conductor involucrado en los hechos. En este sentido, la normativa aplicada es la Resolución CNRT 28 de 2016 – Inciso I, considerando la conducta del conductor un acto de ofensa al pasajero", informa la CNRT en un comunicado.

El organismo agregó que tras el retiro de la licencia “comienza una investigación que comprende la evaluación psicofísica para determinar si el conductor se encuentra en condiciones de realizar su oficio de manera responsable”.

En las redes sociales el joven relató que no posee tarjeta SUBE por contar con un certificado de discapacidad, que ese día había olvidado. El colectivero rechazó que su amigo le pagara el pasaje, y les exigió que se bajaran tras agredirlo verbalmente de manera reiterada: “Además de gay, discapacitado”, le dijo entre otras cosas. Una pasajera llegó a regalarle una tarjeta que tenía demás, mientras otros le exigían que “debemos viajar todos, nadie se baja”. Frente a esta situación el conductor gritó: “Prefiero terminar en la comisaría antes de llevarlos”, y se negó a continuar el recorrido que retomó solo después de que bajaran los jóvenes e intervinieran varios policías.

Contactado por la Agencia Presentes Moyano expresó: “Al principio pensé que si yo hacía algo podía perjudicar a una familia, porque él seguro tiene una, pero tantas veces me repitió ‘así como bajo a tantos acá –en la zona de la fiesta gay Plop– ¿te pensás que no te voy a bajar a vos?’, entonces si yo no hago algo esta situación va a seguir repitiéndose”.

También podés leer: Un chofer no dejó viajar a un chico gay: "Prefiero ir preso que llevar a alguien así".

El miércoles, Emanuel Moyano, el joven discriminado, le escribió una carta al presidente Mauricio Macri solicitando que se respetara su derecho a trabajar ya que ni el Estado, que no cumple con el porcentaje de inclusión exigido por la ley, ni el sector privado le dan oportunidades: “Cada vez que entro a trabajar en algún lado me terminan echando, porque a las obras sociales no les conviene tener una persona que demanda medicamentos tan caros, más de $ 50 mil mensuales para tratamientos prolongados.”

La carta continúa diciendo: “Por más que yo apuesto por un cambio en Argentina pareciera que para la gente con Discapacidad no existe integración en el plan gubernamental, por más que tengamos una vicepresidente en sillas de ruedas.” Y finaliza pidiendo una respuesta presidencial sobre su caso.

Tiempo Audiovisual

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS