Szpolski reconoció haber cobrado 200 millones de pesos por imprimir boletas electorales

El empresario fue indagado por Bonadio en la causa de los cuadernos. Interrumpió su declaración al mediodía por el Shabat, que comienza al atardecer. Continuará el lunes a las 10. Ante periodistas, intentó desligarse del vaciamiento del Grupo 23. 

28 de Septiembre de 2018

El defraudador de trabajadores y vaciador de medios de comunicación Sergio Szpolski reconoció hoy ante el juzgado de Claudio Bonadio haber cobrado unos 200 millones de pesos para la impresión de boletas electorales, tal como lo había consignado Martín Larraburu, ex funcionario de la Jefatura de Gabinete durante la gestión de Juan Manuel Abal Medina.

Durante una rocambolesca declaración en los tribunales federales de Comodoro Py, con show mediático a la entrada y a la salida del juzgado, Szpolski respondió preguntas y no presentó un escrito, como suelen hacer el resto de los imputados.

...
(Foto: Mariano Martino)

El ex dueño del Grupo 23 fue citado a indagatoria como parte de la presunta asociación ilícita que Bonadio le achaca a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, a otros ex funcionarios y a empresarios.

Szpolski se presentó acompañado por sus dos abogados, Santiago Blanco Bermúdez y Julián Subías, los mismos que representan al ex espía estrella Jaime Stiuso.

...
(Foto: Mariano Martino)

El dinero –subrayó- le fue entregado por otro ex funcionario, Juan Carlos “Chueco” Mazzón, ya fallecido, y representaba “el diez o 12 por ciento del padrón de la provincia de Buenos Aires”. Las boletas fueron confeccionadas en los mismos talleres en los que se imprimía Tiempo.

Szpolski pidió interrumpir su declaración por la celebración judía del Shabat. En rigor, esa liturgia comienza minutos antes de la puesta del sol del viernes pero el empresario detuvo su declaración en torno a las 12 del mediodía. Anunció, en ese sentido, que reanudará la declaración el próximo lunes a las 10. El juez Bonadio no estuvo en la indagatoria.

Antes y después del trámite judicial, Szpolski protagonizó un espadeo verbal con un grupo de periodistas que cubrían la información. Allí, se desentendió de la defraudación económica, laboral y de vida contra los trabajadores del grupo periodístico que encabezó. Negó haber recibido proporcionalmente la mayor pauta durante el gobierno kirchnerista y en ese sentido ejemplificó que contaba con 1.400 empleados: “proporcionalmente, si la cuenta es cantidad de pauta sobre cantidad de empleados, la respuesta (sobre la pauta) es ‘no’”.

...
(Foto: Mariano Martino)

Ante vehementes y desordenadas preguntas, incluso de periodistas que fueron víctimas de su conducta empresarial, Szpolski intentó desligarse de las obligaciones con las que no cumplió, trató de responsabilizar a las empresas que fueron comprando los medios del Grupo 23, ignoró que la venta de Tiempo Argentino y Radio América al detenido Mariano Martínez Rojas nunca se oficializó y, pese a que afronta una causa penal por evasión de aportes previsionales, tuvo el tupé de decir que “los aportes se pagaban”.

...
(Foto: Mariano Martino)

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS