Tanto la canasta de pobreza como la de indigencia volvieron a subir por encima de la inflación general

Se incrementaron un 3,7% y un 4,2% en noviembre contra un 3,2% del índice general minorista.

15 de diciembre de 2020

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó este martes que la Canasta Básica Total (CBT), que mide el umbral de la pobreza, registró en noviembre un aumento del 3,7%, por lo que una familia tipo (compuesta por dos adultos y dos menores) necesitó ingresos de por lo menos $ 51.776 para mantenerse por encima de la línea de la pobreza.

El Indec también anunció que el valor de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) exhibió un incremento del 4,2%, por lo que ese mismo grupo familiar debió percibir ingresos por $ 21.573 para no caer en la indigencia.

Los aumentos registrados tanto en la CBT como en la CBA superaron el índice general de noviembre, que fue 3,2% (y de lo que se informa por separado). Esa diferencia se observa también en el acumulado del año: entre enero y noviembre, la CBT aumentó en un 32,9%, mientras que la CBA lo hizo en 38,4%, mientras que la inflación general minorista acumuló un 30,9%.

En Argentina, los niveles de pobreza e indigencia se miden por ingresos. Por eso crecen la pobreza y la indigencia tras una suba de la inflación que no es acompañada en forma inmediata por incrementos significativos de ingresos.

Según el último relevamiento de la Universidad Católica Argentina, dado a conocer 10 días atrás, el 44,2% de la población es pobre y seis de cada 10 niños y adolescentes se encuentran en esa condición. En condición de indigencia, es decir, sin ingresos como para alimentarse, se encuentran cuatro millones de personas.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual