El aumento de colectivos y trenes es superior a la inflación y Dietrich se escuda en "la pesada herencia"

En los próximos meses aumentarán alrededor de un 40%, 15 puntos más que la suba generalizada de precios esperada para 2019. El boleto mínimo de colectivo llegará a 18 pesos en marzo.
Por Jonathan Raed - @JRaed
27 de Diciembre de 2018

Dietrich lo llamó “necesidad de coordinación tarifaria”; en criollo, se dice “tarifazo”. El transporte público sufrirá subas que promedian el 40 por ciento, en los primeros meses del año. Bastante lejos de las metas de inflación que tiene el Gobierno para el 2019, en torno al 25%.

“Es el aumento que consideramos necesario para mantener la calidad de servicio y las obras de infraestructura. Estamos trabajando para una reducción de los índices inflacionarios y esperamos no tener que hacer otra suba”, manifestó el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, en conferencia de prensa.

Para el Conurbano bonaerense y la Ciudad de Buenos Aires, el boleto mínimo de colectivo subirá un 39%, en tres cuotas. En enero, pasara de $ 13 a $ 15; en febrero, a $ 16,5; en marzo, a $ 18.

...
(Foto: Ministerio de Transporte)


En el caso de los trenes, las líneas Mitre, Sarmiento y San Martín tendrán un aumento del 40%. En enero, pasarán de $ 8,75 a $ 10; en febrero, a $ 11,25; en marzo, a $ 12,25.

Las líneas Roca y Belgrano Sur aumentarán en un 41%. En enero, pasarán de $ 5,50 a $ 6,25; en febrero, a $ 7; en marzo, a $ 7,75.

La línea Belgrano Norte subirá un 42%. En enero, pasará de $ 4,75 a $ 5,75; en febrero, a $ 6,25; en marzo, a $ 6,75.

La línea Urquiza aumentará en un 39%. En enero, pasará de $ 5,75 a $ 6,50; en febrero, a $ 7,25; en marzo, a $ 8.

En tanto, el subte tendrá una suba del 37,5%. En abril, pasará de $ 16,50 a $ 19; en mayo, a $ 21. Hoy, se ubica en $ 14 y ya habían sido estipulados dos aumentos de $ 1 en enero y febrero.

...
(Foto: Ministerio de Transporte)

“No hay peor transporte público que el que no se tiene. Íbamos camino a eso”, justificó Dietrich, en una nueva versión de “la pesada herencia” como eterno escudo para evitar el costo político de los brutales aumentos que impuso el Gobierno de Mauricio Macri sobre el transporte público.

Traspaso de subsidios

El Gobierno Nacional hizo efectivo el traspaso de subsidios a las provincias. “Creamos dos fondos de 6.500 millones de pesos que acompañarán la transición”, advirtió Dietrich. El nuevo esquema prevé que “las provincias pasan a tener autonomía plena en el financiamiento de sus propios sistemas de transporte”. Esto significa que “las líneas de colectivo con recorridos municipales recaerán en los municipios; las que circulan entre dos o más municipios, en las provincias y, para las líneas que atraviesen los límites provinciales, en el Gobierno Nacional”.

En el área Metropolitana, las tarifas estarán coordinadas por la Agencia de Transporte Metropolitano, mientras que “los gobiernos de la Provincia y de la Ciudad de Buenos Aires, al igual que el resto de las provincias, asumirán la responsabilidad de financiar sus propios sistemas de transporte”.

El Gobierno Nacional “seguirá llevando adelante las obras para la mejora continua del sistema, con 6 nuevos corredores de Metrobus y centros de trasbordo y la pavimentación de casi 400 kilómetros de calles por donde circulan colectivos”. En el mismo sentido, “acompañaremos con la tarifa social en las 37 ciudades del país donde funciona la SUBE”, agregó Dietrich, quien también aseguró que entre la tarifa social y el sistema de descuentos de Red SUBE, el Gobierno Nacional cubre un tercio del total de subsidios.

Además de detallar las bondades del Metrobus y de las cámaras de seguridad, Dietrich destacó una fuerte política “contra la violencia de género y el acoso en el transporte público”, que se basa en capacitaciones “a choferes de colectivos y conductores de trenes” y en el lanzamiento de la línea #22676.

Al mismo tiempo, prometió la creación de “un sistema predictivo”, que a través del celular “va a avisar cuándo llega el próximo colectivo”. Esto “va a permitir no sólo ganar tiempo, sino también planificar el viaje”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N