Tarta con base crocante de papa (sin masa)

La receta de la semana viene para acompañar los sabores de la primavera. 

1 de noviembre de 2020

Si la papa es orgánica la usamos lavada y con piel, sino sugiero pelarla. Cortarla en láminas lo más finas posible (si tienen mandolina, úsenla). Aceitar el molde de tarta y disponer las láminas de papa de forma tal de forrar toda la base y las paredes, intercalando un poco las hojas de papa como para que no queden grietas ni agujeros. Salpimentar y agregar el condimento que les guste.
Llevar a horno medio tirando a fuerte por diez minutos, hasta que los bordes de la papa se doren. Retirar y colocar el relleno sobre la base. Retornar al horno por el tiempo que requiera el relleno deseado, y desmoldar cuidadosamente una vez cocido.

INGREDIENTES

Para la base:

l 1 papa grande o dos pequeñas

l Gotas de aceite (a elección)

l Sal y pimienta

l Otros condimentos opcionales: pimentón, semillas de sésamo, cúrcuma, tomillo, romero, etc.

Para el relleno:

l Esta tarta sale bien con cualquier relleno que te guste, nunca se va a mojar o ensopar como las masas de harina. Como es una base delgada, es preferible hacer tartas más o menos bajas para que no desafíe la gravedad ni opaque el sabor de la papa que es tan suave. Cuanto más sólido o denso el relleno menos dependeremos de la papa para sostenerlo. También eludiría rellenos muy almidonosos o de tubérculos porque es la misma familia de la papa y va a quedar demasiado pesado: batatas y calabazas por ejemplo.

Mi favorito es un relleno de espinaca con verdeo y ricota, de manera tal de complementar el sabor de la papa como en una tortilla.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual