Temer contra las cuerdas por otra revelación de directivos de Odebrecht

Un ex ejecutuvo de la constructora dijo que el presidente le pidió apoyo financiero para su campaña de 2014. Es causal de juicio político.
7 de Marzo de 2017

San Pablo

El presidente brasileño Michel Temer volvió a quedar más expuesto judicialmente luego de que un ex ejecutivo de Odebrecht declarara ante la justicia electoral que le pidió a la constructora "apoyo financiero" para las campañas de su fuerza, el Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña (PMDB).

Así lo informaron fuentes judiciales luego de la declaración del ex ejecutivo de Odebrecht Claudio Melo Filho, quien aportó su delación premiada al proceso que lleva adelante la justicia electoral, la cual puede poner en jaque la continuidad de Temer en el poder si es que encuentra corrupción en la campaña de la fórmula de 2014 que encabezaba Dilma Rousseff.

Luego de ese pedido, el grupo Odebrecht, según Melo Filho, aportó unos tres millones de dólares (en reales) al PMDB vía Eliseu Padilha, hoy jefe de gabinete con licencia médica y en la cuerda floja debido a su delicada situación frente a la Operación Lava Jato.

El diario Valor Economico y Follha de Sao Paulo indicaron que Melo Filho ratificó su delación premiada hecha para reducir sus penas, junto con 77 personas, y confirmó también la versión de su ex jefe, el detenido Marcelo Odebrecht, acerca de que una cena en 2014 cuando Temer era vicepresidente sirvió de escenario para pedir donaciones ilegales.

La confesión de Melo Filho tuvo lugar anoche ante el juez Herman Benjamin, del Tribunal Superior Electoral, que investiga el presunto financiamiento ilícito de la fórmula presidencial Dilma Rousseff- Michel Temer, vencedora en 2014.

En caso de ser encontrado culpable, Temer puede perder el mandato, mientras que Rousseff, destituida por delitos contables en juicio político el año pasado, puede perder por ocho años sus derechos electorales, es de decir, no poder presentarse a cargos electivos.

Por otra parte, la campaña de Rousseff también quedó aprisionada entre los corruptores de Odebrecht.

Otro delator, Alexandrino Alencar, un ex ejecutivo de la empresa constructora que llegó a tener un diálogo fluido con el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, acusó de pedirle dinero para sustentar ilegalmente la campaña al tesorero de la campaña de Dilma, Edinho Silva, hoy alcalde de la ciudad paulista de Araraquara.
Silva se defendió públicamente y dijo que se trata de "una acusación mentirosa".

Los abogados de Temer, según la prensa local, buscan objetar las declaraciones de los ex ejecutivos de Odebrecht ante el Tribunal Superior Electoral, que se encuentran en fase de recolección de pruebas.

La denuncia por abuso de poder económico en la campaña 2015 la hizo el senador Aecio Neves, candidato derrotado en 2014 pero aliado de Temer cuando el ex vice se pasó a la oposición y apoyó el juicio político contra Rousseff.

Neves, presidente del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y principal aliado de Temer. fue acusado por les delatores de pedir dinero ilegal a Odebrecht para las campañas de su fuerza política en 2014.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS