Test de Violencia Obstétrica

Guía para reconocer si fuiste maltratada mientras estabas internada con contracciones de trabajo de parto.
4 de Mayo de 2017

Tiempo tuvo acceso a la guía de preguntas para que puedas reconocer si fuiste maltratada mientras estabas internada en la clínica u hospital, con contracciones de trabajo de parto. 

El taller fue confeccionado por Dando a Luz y Maternidad Libertaria, Asamblea de Mujeres, MTD Lucha y Libertad de Lugano (FOB-Federación de Organizaciones de Base) que se dicta este jueves a las 11:30 en el marco de la Campaña nacional contra la violencia a las mujeres en el acampe frente al Consejo Nacional de Mujeres. 

Guía para reconocer si fuiste maltratada:

-¿El personal de salud hacía comentarios irónicos, descalificadores o en tono de chiste acerca de tu comportamiento? 

-¿Te trataron con sobrenombres (gorda) o diminutivos (gordita, mamita, hijita) como si fueras una niña incapaz de comprender los procesos por los cuales estás atravesando? 

-¿Fuiste criticada por llorar o gritar de dolor, emoción, alegría, durante el trabajo de parto y/o el parto? 

-¿Te fue difícil o imposible preguntar o manifestar tus miedos o inquietudes porque no te respondían o lo hacían de mala manera? -¿Se realizaron alguno o varios de los siguientes procedimientos médicos sin pedirte consentimiento o explicarte por qué eran necesarios? Rasurado de genitales, enema, indicación de permanecer acostada todo el tiempo, rotura artificial de bolsa, administración de medicación o goteo para “apurar” el parto, tactos vaginales reiterados y realizados por diferentes personas, compresión del abdomen en el momento de los pujos, episiotomía, cesárea y raspaje del útero sin anestesia. 

-En el momento del parto, ¿te obligaron a permanecer acostada boca arriba aunque manifestaras tu incomodidad en esa posición? -¿Fuiste obligada a quedarte en cama impidiéndote caminar o buscar posiciones según tus necesidades? 

-¿Se te impidió estar acompañada por alguien de tu confianza?

-¿Se te impidió el contacto inmediato con tu hija/recién nacido antes de que se lo llevara el neonatólogo para control? (acariciarlo, tenerlo en brazos, verle el sexo, hablarle, darle el pecho, etc.) 

-Después del parto, ¿sentiste que no habías estado a la altura de lo que se esperaba (que no habías “colaborado”)?

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N