Testigos ratifican que Pacheco no murió por un accidente

Se realizó la primera audiencia del juicio por el asesinato del socio de Racing y periodista partidario. Los forenses rechazaron la versión de los acusados.
10 de Noviembre de 2016

En la primera audiencia del juicio oral por el crimen de Nicolás Pacheco, socio de Racing y periodista partidario, los médicos forenses ratificaron que su muerte fue consecuencias de una golpiza y no producto de un accidente, como sostienen los tres procesados por supuesto homicidio simple, de los cuales sólo uno decidió declarar ante el Tribunal Oral en lo Criminal 23 de la Ciudad de Buenos Aires.

Enrique “El boxeador” Rulet, Aníbal “Vaquero” Domínguez Butler y Juan Carlos “Turu” Rodríguez, los tres acusados, afrontan el juicio oral en libertad. Sólo Rulet habló ayer antes los jueces Carlos Rengel Mirat, Luis María Rizzi y María Cecilia Maiza. “Nicolás era nuestro amigo, nunca lo hubiéramos matado”, sostuvo Rulet en su declaración según pudo saber Tiempo, y explicó que fue él quien se tiró a la pileta para sacar a Pacheco del agua.

El cuerpo de Pacheco fue encontrado en el fondo de la pileta de la sede que Racing tiene en Villa del Parque el 24 de enero a las 6.30 de la mañana. El periodista de 32 años había participado de un asado en el sector de parrillas junto a Rulet, Butler, Rodríguez y Patricio Gerson, quien fue sobreseído en la causa. Eloy Pacheco, hermano de la víctima, también estuvo en ese encuentro aunque se fue temprano. Ayer declaró que no vio nada fuera de normal mientras permaneció en el lugar, pero negó que la ropa encontrada en las mesas, que los acusados le adjudican a Nicolás, fuera de su hermano.

Los testimonios clave, sin embargo, fueron los de los forenses Reynaldo Ludueña y Cristina Bustos, quienes ratificaron que los golpes que tenía Nicolás no eran compatibles con una caída. La autopsia, de hecho, determinó que Pacheco no tenía agua en los pulmones, por lo que no murió ahogado. A eso se sumó, además, que también ratificó su declaración la vecina de Villa del Parque que llamó al 911 la madrugada de la muerte de Nicolás. Allí dijo que alrededor de las tres de la mañana escuchó fuertes gritos, una discusión tan fuerte que hasta le dio miedo a asomarse. Y que en un momento, escuchó una voz que dijo: “Pará, basta, dejalo”.

Este viernes tendrá que declarar Rubén Guevara, presidente de la sede de Villa del Parque, mientras que la semana que viene fueron llamados como testigos el actual presidente de Racing, Víctor Blanco, y el ex titular del club, Rodolfo Molina. Los alegatos y sentencias están previstos para el 25 de este mes.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS