Thor: Ragnarok

Tercera entrega de un personaje no tan popular en el Universo Marvel. Se olvida de la solemnidad para dedicarse bastante al humor, como lo hacen otros personajes del sello, pero no le sale tan bien.
26 de octubre de 2017

Puede decirse que la nueva entrega de Thor entierra, hasta nuevo aviso, el tono adusto que los personajes de Marvel supieron tener alguna vez. Desde que Disney se hizo cargo de todos los personajes -y desde un poco antes también-, la tendencia que ahora ya es constante, fue incluir el humor y hasta un tono de comedia en cada una de las historias de cada uno de los personajes. Así, si Thor (2011) había sido solemne -con Kenneth Branagh queriendo imponer un toque de dramatismo shakeasperiano al film-, y Thor: Un mundo oscuro (2013) era más bien anodina, la que quedó en manos del director y actor neozelandés tiene momentos de gracia desconocidos hasta ahora.

Por momentos queriendo emular a la desopilante Guardianes de la Galaxia, aquí se cuenta cuando Thor vuelve a Asgard y descubre que su hermano adoptivo Loki (Tom Hiddleston) está vivo. Las cosas entre ellos no están tan mal, así que hace falta un nuevo malvado, que ahora es una mujer: la medio hermana Hela (Cate Blanchett), diosa de la muerte y heredera al trono del padre Odin (Anthony Hopkins).

La cantidad de grandes nombres (a los que habría que sumarles al Doctor Strange de Benedict Cumberbatch y al Heimdall de Idris Elba) es abrumadora y debe responder a esa necesidad de volver a posicionar a Thor como un personaje apetecible para los jóvenes, si bien nunca fue uno de la primera línea del ejército Marvel. Ahí está para corroborarlo la presencia de Hulk, bastante activo en buena parte de la película, y también acaso partícipe de los mejores chistes: las referencias a Los Vengadores -último lugar donde se vieron-, con todas las cosas que es posible decir por detrás de los amigos o los compañeros de trabajo, provocan más de una risa.

Como son de esas películas en las que difícilmente haya una vuelta de tuerca que haga dudar de un final feliz (aunque sí en los créditos hay señales de lo que vendrá), sólo falta agregar que la película se entiende más allá de lo se sabe de Marvel y su Universo, pero se disfruta más si se es un seguidor de cómo se mueven sus galaxias.

Thor: Ragnarok (Estados Unidos, 2017). Dirección: Taika Waititi. Con: Chris Hemsworth, Tom Hiddleston, Cate Blanchett, Idris Elba, Jeff Goldblum, Tessa Thompson, Mark Ruffalo, Karl Urban, Anthony Hopkins y Benedict Cumberbatch. Guión: Eric Pearson, Craig Kyle y Christopher L. Yost. 130 minutos. Apta para mayores de 13 años.

Tiempo Audiovisual

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS