Tiempo adhiere al paro general

Las trabajadoras y los trabajadores de la cooperativa que edita Tiempo decidieron en asamblea adherir al paro en rechazo al acuerdo con el FMI, para poner freno a los despidos masivos, terminar con el hostigamiento hacia la prensa crítica y exigir la reapertura de paritarias. También advirtieron por las políticas que vulnerabilizan la situación de las empresas de la Economía Social.

Asamblea de los trabajadores de Tiempo Argentino

(Foto: Cooperativa de Tiempo Argentino)
24 de Septiembre de 2018

Las trabajadoras y los trabajadores de Tiempo Argentino decidimos en asamblea adherir al paro general. También nos movilizaremos a la Plaza de Mayo este lunes junto al Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA) y los trabajadores de la agencia de noticias Télam, que luchan contra los despidos dispuestos por el secretario Hernán Lombardi.

Hoy estamos organizados en la cooperativa que edita tanto la web como el dominical y la revista T. Llegamos hasta aquí porque fuimos víctimas del vaciamiento empresarial, a cargo de Sergio Szpolski y Matías Garfunkel, y de la desidia estatal, que garantizó la impunidad de la patronal y le dio la espalda a los trabajadores.  Por lo tanto, no podemos dejar de hacer nuestras también las consignas de estas jornadas de lucha, en rechazo del acuerdo con el FMI, el reclamo de frenar los despidos masivos, contra el silenciamiento de la prensa crítica y la exigencia de reapertura de paritarias.

Como medio autogestivo, a su vez, señalamos la preocupante situación que atravesamos como parte de las organizaciones de la economía social afectadas por el tarifazo, la devaluación y el recorte de los distintos programas destinados al sector. En particular el vaciamiento del Programa de Trabajo Autogestionado que integra la devaluada Secretaría de Trabajo y el ajuste aplicado sobre el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES). También exigimos una distribución equitativa de la pauta pública y alertamos sobre las políticas del Gobierno que facilitan la concentración mediática y atentan contra el ejercicio del periodismo libre.

Estaremos en la calle el lunes y nos adherimos al paro el martes para acompañar la medida de lucha, a la vez que entendemos que habrá una disputa por el sentido y el significado de la huelga, por lo que después de la medianoche del martes tendremos una cobertura en nuestra web  (www.tiempoar.com.ar) sobre la jornada y lo que suceda con las problemáticas de la clase trabajadora.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS