"Todos los días amanecemos con nuevas luchas que nos desvían del objetivo fundamental de Abuelas"

Estela de Carlotto reiteró que se presentaron ante la ONU después del decreto de Macri de convertir parte de Campo de Mayo en "reserva ambiental" y advirtió que el gobierno de Cambiemos trata de borrar la historia.

(Foto: Diego Paruelo)
18 de Noviembre de 2018

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, dialogó con Tiempo sobre el decreto del Presidente Mauricio Macri que declaró “Reserva Ambiental” a parte de los terrenos de Campo de Mayo. En la charla ratificó la concreción de la denuncia de la asociación ante Naciones Unidas por esta medida que se tomó sin consultar a las víctimas y a gran parte de la sociedad civil, y marcó que se trata de otro eslabón en la cadena de decisiones del gobierno de Cambiemos, tendiente a “borrar la historia” en relación a las violaciones a los derechos humanos en Argentina.

“Este gobierno está tratando de borrar la historia y transformar lo que fue un dolor y una etapa tan terrorífica, como la dictadura cívico-militar. Lo hace desde que comenzó el gobierno, (diciendo) que no eran treinta mil, que sacábamos los nietos de la galera, el Presidente no nos quiso recibir, nos recibió tardíamente sin ningún resultado positivo. Todas esas ofensas, todo, es una cadena de cosas de las cuales tenemos que defendernos todos los días”, señaló Carlotto.

“Ya sabíamos que le habían echado el ojo a Campo de Mayo. Porque es un predio enorme, con una flora interesante, y tiene enclavado por supuesto el Ejército. Hay un Espacio de Memoria donde pasaron más de cinco mil prisioneros, y estimamos que treinta nietos han nacido en ese lugar siniestro”, marcó.

Estela tampoco dejó lugar a malentendidos a la hora de advertir sobre el riesgo que el decreto acarrea sobre los derechos de las víctimas. “La tierra donde se construyó esto, y todo el predio libre, puede estar sembrado de cadáveres. Realmente, eso no se terminó de hacer con los antropólogos forenses, falta usar las últimas técnicas en el sentido del descubrimiento de restos óseos”, alertó. Y señaló: No lo llaman Parque Nacional. Porque si lo llamaran Parque Nacional, tendría que intervenir, para dar autorización, el Congreso”.

“Dicen que se va a respetar todo lo que sea la memoria, en esto nunca creemos porque siempre ha sido al revés. No se consultó a los organismos de derechos humanos, ni a las víctimas de estos crímenes que allí se cometieron. Esto es una violación clara del derecho internacional, que indica que sobre estas medidas debe consultarse con las víctimas. O sea, ellos nos ignoran y seguramente ya piensan hacer allí el CEAMSE”, alertó la titular de Abuelas.

Sobre la denuncia, Carlotto ratificó: “El día que se hace este decreto, habíamos mandado justo a Naciones Unidas, al Grupo de Trabajo sobre las Desapariciones Forzadas o Involuntarias, y al Relator Especial sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición, esta denuncia para que, con todo el peso que tiene este organismo sobre lo que se rige en derechos humanos, tomen medidas para evitar que se concreten estas nuevas violaciones. Entonces, vamos a ver qué resultados tenemos desde Naciones Unidas de este decreto que estamos impugnando, y ojalá se anule esta pretensión”, expresó.

“Todos los días amanecemos con nuevas luchas que nos desvían del objetivo fundamental de Abuelas, que es buscar a los nietos y reparar a las víctimas encontrando sus restos también”, planteó.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS