Trabajadores aceiteros y recibidores de granos realizan una huelga nacional por falta de acuerdo salarial

La Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso y la Unión Recibidores de Granos realizan este miércoles un paro en el marco de la disputa que mantiene con las cámaras patronales del sector por un aumento salarial.

(Foto: Facebook Prensa Ftciodyara)
9 de diciembre de 2020

Trabajadores y trabajadoras aceiteros y recibidos de granos realizan este miércoles una huelga en el marco de la disputa que mantiene con las cámaras patronales del sector por un aumento salarial.

“Ante la falta persistente de voluntad para alcanzar un acuerdo en la negociación salarial de parte de las cámaras patronales CIARA (Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina), CEC (Centro Exportador de Cereales), Cámara Argentina de Biocombustibles (CARBIO), Cámara Industrial de Aceites Vegetales de Córdoba (CIAVEC), Cámara de Puertos Privados Comerciales (CPPC) y las empresas que representan, a la que se ha sumado en los últimos días una campaña de desinformación con datos groseramente falsos que han querido desatar en los medios, continúa el plan de lucha en el marco del acuerdo de unidad entre nuestras organizaciones gremiales hasta que se cumplan nuestras reivindicaciones”, señalaron desde la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina (F.T.C.I.O.D y A.R.A.).

La medida de fuerza es realizada por los Aceiteros en conjunto con la Unión Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (URGARA).

“Las trabajadoras y los trabajadores aceiteros reanudamos la medida de fuerza en defensa del Salario Mínimo Vital y Móvil según su definición en el artículo 14 bis de la Constitución Nacional y artículo 116 de la Ley de Contrato de Trabajo, esto es, que asegure a los trabajadores “alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimiento, vacaciones y previsión””, explicaron en un comunicado.

“Reafirmamos nuestra voluntad de lucha y la unidad en la acción con nuestros compañeros de URGARA, para expresar con claridad y firmeza que no aceptamos la prepotencia patronal, porque estamos luchando por lo que nos corresponde y es el derecho constitucional y legal de toda la clase trabajadora argentina: el Salario Mínimo Vital y Móvil para una vida digna”, finalizaron.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual