Tras una protesta de los trabajadores, prorrogan contratos en la Defensoría del Público

Ante la amenaza de reducción del diez por ciento de los puestos laborales de la institución creada por la Ley de Medios para mediar entre las empresas y las audiencias de radio y televisión, realizaron un abrazo simbólico en la sede de la calle Alsina.  Denunciaron la inacción de la Bicameral encargada de normalizar la conducción y renovar contratos, y un día después lograron que se ratifiquen hasta el 28 de febrero. 

13 de Diciembre de 2018

Tras un abrazo simbólico a la sede ubicada en Alsina 1470, los trabajadores de la Defensoría del Público, institución creada por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual para ejercer una mediación entre los intereses de las audiencias y las empresas de radio y televisión, lograron la confirmación de la continuidad laboral de 17 trabajadores cuyos contratos vencían este fin de año. La prórroga será hasta el 28 de febrero, razón por la cual advirtieron que persiste la preocupación por garantizar la designación definitiva en esos puestos laborales. 

El anuncio fue formalizado por el diputado Pablo Carro, secretario de la Comisión Bicameral que venía demorando la decisión, y por la autoridad nombrada al frente del organismo, Emilio Alonso.

"Si bien la preocupación persiste y la necesidad de la designación definitiva de un titular sigue siendo imperiosa, celebramos una victoria de la organización de trabajadorxs que de manera firme se expresó para dejar en claro que #AcaNoSobraNadie", expresaron los trabajadores que el miércoles denunciaron un intento de vaciamiento del organismo por parte de la comisión Bicameral del Congreso  y advirtieron sobre la demora en la  normalización de la conducción de la Defensoría, a cargo de un interventor transitorio desde que culminó la gestión de Cynthia Ottaviano, en noviembre de 2016.

Bajo las consignas “En la Defensoría del Público no sobra nadie” y “El derecho a la comunicación no se negocia”, los trabajadores se manifestaron el miércoles en la puerta del edificio ubicado en Alsina 1470. “Hay 17 familias que pueden quedar en la calle. Estamos hablando de más de un 10 por ciento de la planta de empleados”, explicó  Marcos Ocampo, delegado de ATE, en declaraciones a la AM750. 

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N