Un análisis maradoneano del gran triunfo

Poco después del triunfo en la Copa Davis, del que Maradona fue testigo, el propio Diego escribió este texto en su Facebook.
29 de Noviembre de 2016

Quería contarle a los muchachos de la página, mi experiencia en esta Copa Davis, en Croacia, la primera para mi pais.

No me afeité. Le pedí permiso a mi vieja, desde el cielo, para jugar la Copa con la barba, por cábala. Esto se los cuento a todos Ustedes, se lo cuento a Benjamín, a Dieguito Fernando, a Lu, a Belén, a Jana, a Gianinna, a Dalma, a Diego.

Arrancamos la serie con el 1-0 de Cilic a Delbonis, que me sorprendió, porque nunca lo había visto jugar un partido entero a Federico. Cilic se merece ser Top 10, porque jugó un partido bárbaro. Creo que la inexperiencia de Federico y el público a favor, ayudaron a que Cilic ganara el primer partido.

Después Del Potro lo mató a Karlovic, le ganó sin problemas.

En el dobles fuimos a matar o morir. Jugaron el Yacaré y Del Potro. Ellos pusieron a Cilic, que está jugando increíble, y a Dodig. Nosotros erramos mucho y terminamos perdiendo 3-0.

Y ahí hubo un vuelco muy grande. Delpo y el Yacaré se quedaron haciendo masajes en la cancha, y yo me quedé en el octavo piso, con los otros masajistas, con Guido Pella, con Delbonis y con el resto de los muchachos. Y les hablé de fútbol, que es mi palo. Traté de darles confianza, porque al perder el dobles, nos quedaban dos oportunidades que no podíamos perder.

Ya las habíamos tenido en Mar del Plata, contra España. Pero creo que ahí se equivocaron, porque deberíamos haber jugado en Parque Roca, en Buenos Aires. Y perdimos sin Nadal, acuérdense.

Pero como dije, esta vez se nos iba a dar, porque el Rey David les marcó un camino a estos muchachos, un camino de camisetas argentinas tatuadas en la piel. Y hoy Del Potro lo demostró con un Cilic fantástico. Hoy Cilic jugó Top 5, no Top 10. Hay que sacarse el sombrero con un argentino que, sufriendo los embates de Cilic, respondió todo. Lo cagó a pelotazos y le terminó ganando un partido que le sirvió de envión a Delbonis para darle una paliza a Karlovic.

El croata puede tener un saque de 218 ó 220 km/h, como sacó hoy, pero no tiene juego. Y cuando Delbonis le adivinaba el saque, hacía lo que quería con Ivo Karlovic.

Me parece que se abre un espectro muy grande con este equipo, muy bien llevado por un gran capitán, Daniel Orsanic. Y sobre todo con una gran humildad, donde nadie quiere ser más que nadie.

Los croatas fueron muy respetuosos, nos dejaron recibir la Copa. Se la bancaron totalmente.

Y, por último, me gustaría hablar también del tema de la "Mufa". Lo hago porque vi que muchos de Ustedes lo mencionaron en el video que publiqué. Quiero aclararles que aunque Los Pumas jueguen contra los All Blacks, sin chances de ganar, YO VOY IGUAL. No me importa lo que diga la gilada. Yo voy a alentar a los muchachos. Lo hice siempre, toda mi vida. Y lo voy a seguir haciendo, digan lo que digan. Los que piensen lo contrario, no tienen memoria.

Cada vez que voy a ver a los deportistas argentinos por el mundo, yo me pago mis pasajes, como corresponde. A mí no me los paga mi viejo, como a otros. Y tampoco me quedé con la guita que mi viejo se robó de la F.I.F.A. Yo me la gané jugando a la pelota. Y voy a seguir yendo a ver fútbol, basquet, rugby, volley, hockey, handball, tenis, siempre defendiendo a la celeste y blanca. Así que ya lo saben.

Le mando un abrazo a todos, a los maradonianos y a los no maradonianos. Y espero que todos hayan tenido la misma emoción que tuvimos con mi mujer cuando ganamos la Copa. La hinchada argentina en Zagreb no fue obra de Macri. Esto es gracias al amor de muchos argentinos que hicieron un gran esfuerzo para estar. Gente de todas partes, de Corrientes, de Santiago del Estero, de Córdoba, de Tucumán... Eso es amor a la camiseta. Los quiero mucho.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS